Definición

Un suceso potencialmente mortal aparente (ALTE) es un conjunto de síntomas en un lactante que hacen que el cuidador crea que el niño puede estar muriendo o que ha muerto. Puede incluir problemas de respiración, cambio de color, ahogos o arcadas. Puede ser necesaria la resucitación cardiopulmonar (RCP) en el momento del suceso.

Causas

No siempre se conoce con claridad la causa del ALTE. Algunas causas probables del ALTE pueden incluir lo siguiente:

  • Problemas digestivos, como la enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • Problemas neurológicos, como el trastorno convulsivo o problemas con el centro de respiración del cerebro
  • Problemas respiratorios, como infección pulmonar o algo que esté bloqueando la vía respiratoria
  • Infecciones
  • Problemas cardíacos, como latidos anormales
  • Problemas con el sistema endócrino, que incluye las glándulas y las hormonas
  • Problemas metabólicos, como la hipoglucemia
  • Abuso infantil

Factores de riesgo

Los varones y bebés menores de un año de edad tienen mayor riesgo de ALTE. Otros factores que pueden aumentar el riesgo de ALTE en lactantes son:


Recién nacido

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir lo siguiente:

  • Respiración que se interrumpe
  • Cambios en el color de la piel: azul, roja o pálida
  • Cambio en el tono muscular: flojo o tenso
  • Atragantarse
  • Arcadas

Diagnóstico

El médico le preguntará sobre los síntomas del bebé y los antecedentes médicos, incluso lo que haya advertido en el tiempo anterior a la aparición del ALTE. Se le realizará una exploración físico y un examen neurológico.

Para buscar posibles causas del ALTE el médico puede solicitar:

  • Se pueden realizar análisis de sangre y orina para detectar infecciones u otros problemas en los líquidos corporales.
  • También se pueden realizar radiografías y ecografías para obtener imágenes de las estructuras corporales del bebé.

Otras pruebas pueden incluir:

Tratamiento

Hable con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para su bebé. Las opciones incluyen tratamiento de salvamento si es necesario y tratar la causa subyacente del ALTE. Si se desconoce la causa, el tratamiento incluye controlar los síntomas del niño.

La resucitación cardiopulmonar es un tratamiento de salvamento que pueden administrar tanto médicos como personas que no lo son. Puede restaurar la respiración y la circulación de la sangre o ayudar a proporcionar oxígeno al cuerpo hasta que llegue la ayuda médica.

Considere tomar una clase de RCP para bebés de modo que pueda estar preparado.

Si se encuentra una causa, entonces se tratará la condición subyacente.

En la mitad de los bebés que tienen ALTE, la causa no se conoce. Puede ser necesario el uso de un monitor domiciliario si el médico de su bebé lo indica. Un monitor puede registrar la actividad cardíaca y respiratoria de su bebé. Sonará una alerta si el bebé tiene otro suceso.

Prevención

No existe una forma conocida de prevenir un ALTE.