Definición

La radiculopatía lumbar tiene lugar cuando una de las raíces nerviosas de la parte baja de la espalda se comprime o inflama. Esto puede dar lugar a dolor, entumecimiento o debilidad en cualquier área desde la parte baja de la espalda hasta los pies.

Causas

La radiculopatía lumbar puede ser el resultado de una hernia de disco, una estenosis espinal, un espolón óseo o una lesión que afecta al nervio. Provoca inflamación o compresión de un nervio espinal.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de radiculopatía lumbar pueden incluir:

  • Los defectos de nacimiento en la estructura del disco
  • La actividad vigorosa, especialmente levantar peso
  • Estiramiento
  • Sobrepeso
  • Lesión
  • Diabetes
  • Cirugía previa de columna

Síntomas

La radiculopatía lumbar puede causar:

  • Hormigueo
  • Dolor
  • Sensación de adormecimiento
  • Debilidad
  • Espasmos musculares

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico.

Los exámenes pueden incluir lo siguiente:

  • Pruebas de movilidad física
  • Pruebas de tolerancia al dolor
  • Exámenes de reflejos
  • Electrodiagnóstico para poner a prueba la velocidad de conducción nerviosa

Los estudios por imágenes se realizan para ver las estructuras internas del cuerpo. Las pruebas de imágenes pueden incluir lo siguiente:

Tratamiento

En la mayoría de los casos, la radiculopatía lumbar desaparece cuando mejoran las causas de los síntomas. Si los problemas persisten, los síntomas se pueden manejar.

Consulte con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones incluyen uno o más de los siguientes:

Los corsés y soportes para la espalda ayudan a la postura y pueden reducir el dolor.

La descompresión espinal o tracción alivia la presión alrededor de los nervios pellizcados en la columna vertebral. Los discos de la columna se empiezan lentamente a separar, lo que permite que la sangre y los nutrientes curen la columna vertebral.

Los medicamentos usados para tratar la radiculopatía lumbar incluyen:

  • Analgésicos de venta libre, como ibuprofeno, naproxeno o paracetamol
  • Analgésicos con receta
  • Antidepresivos
  • Miorrelajantes
  • Inyecciones de corticoesteroides en la columna vertebral

Si la radiculopatía lumbar es causada por una infección bacteriana, el médico le recetará antibióticos.

Continuar con las actividades normales a menos que causen dolor. Mantenerse activo lo ayuda a mantener la fuerza muscular y la flexibilidad.

El médico puede derivarlo a un fisioterapeuta para realizar ejercicios específicos. Los ejercicios también mejoran el rango de movimiento. La fisioterapia también puede incluir otras técnicas, como tratamientos de ultrasonido, calor o frío, masaje o terapia manual. El terapeuta también puede enseñarle a cuidarse, manteniendo una postura y mecánica corporal correctas.

El médico puede derivarlo a un asesoramiento profesional. El asesoramiento profesional lo ayudará a manejar el dolor crónico a través de una terapia individual o grupal.

Si otros tratamientos fracasan, la cirugía puede ser una opción. El objetivo de la cirugía es aliviar la compresión del nervio y reducir el dolor. Los procedimientos pueden incluir:

  • Laminectomía: procedimiento abierto para extraer una parte del arco óseo de la columna vertebral
  • Microdiscectomía: se extirpa una porción del disco herniado con instrumentos o un láser

Prevención

Para reducir la probabilidad de presentar causas de radiculopatía lumbar, siga estos pasos:

  • Mantenga el peso adecuado con una dieta saludable y ejercicio regular.
  • Aprenda a levantar objetos pesados correctamente.
  • Haga ejercicios para la espalda para mantener los músculos fuertes y flexibles.
  • Use técnicas adecuadas cuando practique deportes, a fin de evitar lesiones.
  • Evite hacer demasiado esfuerzo o estiramiento del cuello y la espalda.