El objetivo de la información aquí proporcionada es brindar una idea general acerca de cada uno de los medicamentos enumerados a continuación. Sólo se incluyen los efectos secundarios más generales; por lo tanto, consulte a su médico si necesita tomar alguna precaución especial. Use cada uno de estos medicamentos según se lo recomiende su médico, o según las instrucciones proporcionadas. Si tiene preguntas adicionales sobre el uso o los efectos secundarios, contacte con su médico.

Hay algunos medicamentos disponibles para tratar casos menos avanzados de HPB. Un tipo de medicamento relaja el músculo liso de la próstata, mientras que el otro tipo disminuye la cantidad de hormona que estimula el crecimiento de la próstata. Los síntomas de la HPB también pueden aliviarse mediante antimuscarínicos, un grupo de fármacos que relajan las contracciones de la vejiga.

Alfabloqueantes 1 adrenérgicos

  • Prazosina (Minipress)
  • Doxazosina (Cardura)
  • Terazosina (Hytrin)
  • Tamsulosina (Flomax)
  • Alfuzosina (Uroxatral)
  • Silodosina (Rapaflo)

Reductores de la dihidrotestosterona

  • Finasterida (Proscar)
  • Dutasterida (Avodart)

Antimusarínicos

  • Oxibutinina (Ditropan, Oxytrol)
  • Solifenacina (Vesicare)
  • Tolterodina (Detrol)
  • Darifenacina (Enablex)
  • Trospio (Sanctura)
  • Fesoterodina (Toviaz)

Inhibidor de la enzima fosfodiesterasa-5

  • Tadalafil (Cialis)

Medicamentos de combinación

  • Dutasterina y tamsulosina (Jalyn)

  • Prazosina (Minipress)
  • Doxazosina (Cardura)
  • Terazosina (Hytrin)
  • Tamsulosina (Flomax)
  • Alfuzosina (Uroxatral)
  • Silodosina (Rapaflo)

La prazosina, la doxazosina y la terazosina fueron desarrolladas para tratar la presión arterial alta. Sin embargo, el mismo efecto que disminuye la presión arterial reduce la tensión de la válvula muscular en la parte inferior de la vejiga, lo cual facilita la expulsión de orina. Más de dos terceras partes de los pacientes con HPB que toman estos medicamentos experimentan una mejoría rápida de sus síntomas sin efectos negativos para la presión arterial.

Por lo general, estos medicamentos se toleran bien. Los efectos secundarios más comunes son dolor de cabeza, fatiga y mareos. Podría ocurrir un efecto de "primera dosis" que cause un descenso de la presión arterial, el cual podría provocar desmayo. Por esta razón, se recomienda que la primera pastilla se tome a la hora de acostarse.

Existen dos sistemas alfa-adrenérgicos diferentes, uno para la presión arterial y otro para la vejiga. La tamsulosina (Flomax), la alfuzosina (Uroxatral) y la silodosina (Rapaflo), que son tipos de bloqueadores adrenérgicos, se enfocan específicamente en la vejiga y en la próstata. Por lo tanto, es menos probable que causen una baja de la presión arterial o desmayo, aunque estos efectos adversos aún pueden ocurrir. Otros efectos secundarios incluyen escurrimiento nasal, eyaculación anormal, fatiga y mareos. Se ha informado una asociación entre la alfuzosina (Uroxatral) y un menor riesgo de eyaculación anormal. La silodosina (Rapaflo) también trabaja en forma selectiva en la vejiga y en la próstata.

  • Finasterida (Proscar)
  • Dutasterida (Avodart)

La finasterida (Proscar) y la dutasterida (Avodart) impiden la formación de la hormona masculina dihidrotestosterona que provoca el crecimiento de la próstata. Estos medicamentos pueden reducir los síntomas y mejorar la capacidad de orinar. La finasterida también puede reducir el riesgo de necesitar cirugía.

Los efectos secundarios de ambos medicamentos incluyen cambios en la capacidad sexual o del deseo y aumento del tamaño de las mamas en los hombres.

  • Oxibutinina (Ditropan, Oxytrol)
  • Solifenacina (Vesicare)
  • Tolterodina (Detrol)
  • Darifenacina (Enablex)
  • Trospium (Sanctura)
  • Fesoterodina (Toviaz)

Estos fármacos reducen la fuerza de las contracciones de la vejiga. Pueden aliviar los síntomas de urgencia y frecuencia. Algunos efectos secundarios incluyen sequedad en la boca, estreñimiento, sequedad en los ojos y confusión. También pueden causar mayor dificultad para vaciar la vejiga en algunos pacientes.

Tadalafil [Cialis]

El tadalafil es un medicamento que suele indicarse para tratar los síntomas de la disfunción eréctil (impotencia). La Dirección de Fármacos y Alimentos (FDA) ha aprobado recientemente el uso de tadalafil también como tratamiento para la HPB. Este medicamento puede reducir los síntomas, como la dificultad para comenzar a orinar, un flujo de orina débil y la necesidad de orinar con urgencia con frecuencia.

Los efectos secundarios posibles del tadalafil son enrojecimiento, dolor de cabeza, malestar estomacal, dolor de espalda y congestión.

Nota: no debe tomar tadalafil si también toma nitratos (p. ej., nitroglicerina), dado que la presión arterial puede disminuir peligrosamente. Además, el tadalafil no debe tomarse en combinación con alfabloqueantes.

Las investigaciones han demostrado que el uso de bloqueadores alfa con reductores de la dihidrotestosterona puede ser más eficaz que usar cualquiera de estos fármacos por separado para los hombres con próstata más grande. Este tipo de terapia, llamada terapia de combinación, puede disminuir el desarrollo de complicaciones y la necesidad de intervención quirúrgica. Por ejemplo, Jalyn es un medicamento que contiene tanto tamsulosina como dutasterida, un inhibidor de alfarreductasa-5.

Algunos medicamentos de venta libre, especialmente los antihistamínicos y las pastillas para dormir que contienen productos alfa-adrenérgicos, y varios tipos de medicamentos recetados (anticolinérgicos y narcóticos) pueden complicar el flujo de orina. Estos medicamentos incluso pueden provocar una obstrucción urinaria completa en los pacientes con HPB. Lea las etiquetas cuidadosamente y consulte a su médico antes de tomar cualquier medicamento o suplemento nuevo.

Debe tenerse cierta precaución en el uso de alfabloqueantes con medicamentos que se utilizan para tratar la disfunción eréctil. Estos medicamentos incluyen:

  • Tadalafil (Cialis)
  • Sidenafil (Viagra)
  • Vandenafil (Levitra)

Cuando se toman juntos, estos medicamentos pueden causar una disminución de la presión arterial.

Cuando tome un medicamento recetado, tenga las siguientes precauciones:

  • Tome los medicamentos como se le indique. No cambie la cantidad ni el horario.
  • No deje de tomarlos sin hablar con su médico al respecto.
  • No los comparta.
  • Conozca cuáles pueden ser los resultados y efectos secundarios. Infórmelos a su médico.
  • Algunos medicamentos pueden ser peligrosos cuando se mezclan. Hable con un médico o farmacéutico si usted está tomando más de un medicamento. Esto incluye medicamentos de venta libre, suplementos dietéticos o a base de hierbas.
  • Planifique con anticipación los reabastecimientos para que no se quede sin medicamentos.