El tratamiento para el CFS debería adaptarse para que cubra sus necesidades individuales. Además de las medicinas y de las terapias alternativas, los siguientes tratamientos pueden ser benéficos.

Actividad Física

Regúlese cuidadosamente y evite el estrés físico o emocional inusual. Una rutina diaria de actividad regular y manejable es lo mejor. Si usted se esfuerza de más durante los periodos en los que su salud está mejor, quizás tenga una recaída de los síntomas. Tal vez necesite pedirle a un médico que le ayude a explicar su situación a su patrón o a los miembros de su familia. El ejercicio modesto y regular para evitar la pérdida de la condición es importante y debería ser supervisado por un médico o por un fisioterapeuta.

Psicoterapia y Asesoría de Apoyo

Ciertas psicoterapias, como la terapia cognitiva del comportamiento, pueden ayudarle a lidiar y a aliviar algunos de los asuntos asociados con el CFS. La terapia cognitiva del comportamiento puede ayudarle a examinar sus sentimientos y patrones de pensamiento, aprender a interpretarlos en una forma más realista y a aplicar técnicas para lidiar con varias situaciones. Además, la terapia familiar quizás fomente una buena comunicación y reduzca el impacto adverso del CFS en su familia. El afiliarse a un grupo de apoyo con otros paciente de CFS quizás también le ayude.

Técnicas de Relajación

Una variedad de técnicas de relajación pueden ayudarle a lidiar más efectivamente con el estrés que contribuye y empeora los síntomas del síndrome de la fatiga crónica. Ejemplos incluyen: meditación, respirar profundamente, la relajación progresiva, el yoga y la biorretroalimentación. Estas técnicas pueden ayudarle a poner atención a la tensión en su cuerpo y a relajarlo con ejercicios que ayudan a tranquilizar su mente y a relajar sus músculos.

Dieta

Una dieta balanceada es importante para su recuperación y puede ayudarle a sentirse mejor. No omita alguna comida, incluso si usted sólo come pequeñas porciones. Su dieta deber ser baja en grasas saturadas y azúcar, y alta en fibras, granos enteros, frutas frescas, verduras, vitaminas y en minerales. Beba suficiente agua.