Para Ayudar a Controlar la Insuficiencia Renal - Diálisis

Diálisis es un procedimiento que realiza las funciones de los riñones naturales cuando éstos fallan. La mayoría de los pacientes comienzan la diálisis cuando sus riñones han perdido 85%-90% de su capacidad para funcionar y continuarán con diálisis por el resto de su vida (a menos que esté disponible un trasplante de riñón y sea exitoso). La diálisis no es una cura para ESRD, pero le ayuda a sentirse mejor y a vivir más tiempo.

El propósito de la diálisis es ayudar a mantener en equilibrio los químicos del cuerpo, lo que hacen los riñones cuando están saludables. Las principales funciones de la diálisis son:

  • Eliminar el desecho y el exceso de líquido de la sangre para prevenir su acumulación
  • Controlar la presión arterial
  • Mantenr un nivel seguro de químicos en el cuerpo, como potasio, sodio, y cloruro

Existen dos tipos principales de diálisis: hemodiálisis y diálisis peritoneal.

Hemodiálisis

Para la hemodiálisis, una máquina renal artificial, llamada dializador, filtra la sangre, y regresa la sangre limpia a su cuerpo. Usted es conectado al dializador mediante sondas que se insertan dentro de una vena en su brazo, pierna, o en ocasiones, cuello. Si la hemodiálisis se va a realizar como una medida temporal, entonces es probable que el catéter sea insertado dentro de su vena natural. Si la hemodiálisis se va a realizar regularmente, entonces se podría crear quirúrgicamente un sitio de acceso vascular llamado fístula o derivación, por lo general en su brazo o pierna.

La hemodiálisis generalmente se realiza en un centro de diálisis o en un hospital por parte de enfermeras o técnicos capacitados, o se podría realizar en el hogar con asistencia. Por lo general, la hemodiálisis se realiza tres veces a la semana y cada tratamiento dura de 2 a 4 horas.

Complicaciones de la hemodiálisis incluyen las siguientes:

  • Infecciones, generalmente bacterianas
  • Presión arterial baja
  • Ritmos cardiacos anormales
  • Sangrado (cerebro, ojos, abdomen, intestino)
  • Émbolos de aire
  • Anafilaxis o reacción alérgica severa

Diálisis Peritoneal

En lugar de usar una máquina, la diálisis peritoneal usa el revestimiento abdominal, llamado membrana peritoneal, para filtrar la sangre. Una solución limpiadora, llamada dialisato, se infunde mediante una sonda insertada dentro de su abdomen. La diálisis peritoneal a largo plazo podría requerir la creación quirúrgica de un puerto en el abdomen, mediante el cual se puede infundir el dialisato. Líquidos, desechos, y químicos pasan desde los pequeños vasos sanguíneos en la membrana peritoneal dentro del dialisato, el cual entonces es drenado después de varias horas. Después, se puede agregar nuevo dialisato para repetir el proceso.

Complicaciones por diálisis peritoneal incluyen las siguientes:

  • Estreñimiento
  • Hernias en el abdomen o ingle
  • Niveles elevados de azúcar sanguínea
  • Nivel bajo de albumina en la sangre
  • Infección, por lo general bacteriana
  • Sangrado en el abdomen
  • Filtración de líquido del abdomen
  • Aumento de peso
  • Pancreatitis

Existen tres tipos principales de diálisis peritoneal:

  • Diálisis peritoneal ambulatoria continua (CAPD) - Éste es el tipo más común de diálisis peritoneal. Se infunde una bolsa de dialisato dentro del abdomen mediante un catéter, permanece allí durante 3-6 horas, y después se drena. Entonces, usted vuelve a llenar su abdomen con solución fresca a través del catéter. De esta manera, su cuerpo siempre está siendo limpiado. No se requieren máquinas, y la bolsa vacía de plástico se podría esconder debajo de la ropa.
  • Diálisis peritoneal cíclica continua (CCPD) - En este procedimiento se hacen intercambios de líquido mediante una máquina, por lo general en la noche mientras usted está durmiendo.
  • Diálisis peritoneal intermitente (IPD) - Este método usa el mismo tipo de máquina que CCPD, pero requiere asistencia y generalmente se realiza en un hospital o centro. A menudo tarda más tiempo que la CCPD.