El objetivo del tratamiento es matar las células cancerosas y evitar complicaciones serias relacionadas con el cáncer o su tratamiento.

El tratamiento y control de la enfermedad de Hodgkin por lo general involucra radioterapia, quimioterapia, o ambas. Su médico recomendará un plan de tratamiento para sus necesidades específicas. En general, las opciones de tratamiento dependen de la etapa del cáncer, sus síntomas, su edad, y su salud en general. Si el cáncer no responde a quimioterapia o radiación, otras opciones de tratamiento podrían incluir trasplante de médula ósea o trasplante de células madre periféricas.

El tratamiento podría involucrar lo siguiente: