Además de medicamentos, los programas para el tratamiento de alcoholismo usan asesoría y terapia grupal para ayudarle a dejar de beber. La mayoría de personas alcohólicas necesitan ayuda para recuperarse de su enfermedad. Con apoyo y tratamiento, muchas personas pueden dejar de beber y volver a formar su vida.

Los grupos de auto-ayuda son la fuente de ayuda buscada más comúnmente para problemas relacionados con el alcohol. Alcohólicos Anónimos (AA) es uno de los grupos de auto-ayuda mejor conocidos. AA hace énfasis en relaciones grupales de persona a persona, y compromiso con la recuperación. Las reuniones consisten principalmente de discusiones sobre los problemas de los participantes con el alcohol y testimonios por parte de esas personas que se han recuperado. AA plantea 12 actividades consecutivas, o pasos, que usted debería alcanzar durante el proceso de recuperación. Usted puede involucrarse con AA antes de comenzar tratamiento profesional, como parte de éste, o como un cuidado posterior, después de tratamiento profesional.

Se pueden usar numerosas terapias cognitivas y conductuales en el tratamiento de abuso de alcohol y alcoholismo. Estos enfoques se dirigen hacia pensamientos y comportamientos que podrían contribuir al abuso de alcohol. Las intervenciones cognitivas-conductuales han mostrado mejorar el estado de ánimo y reducir el abuso de sustancias.

El acondicionamiento aversivo es un enfoque del comportamiento en el cual el consumo de alcohol se asocia con un amplio rango de estímulos nocivos. Otro enfoque, la capacitación de auto-control, le puede ayudar a reducir su consumo de alcohol sin abstenerse totalmente. También se podría usar una variedad de habilidades para lidiar con problemas y control del estrés.

La prevención de recaídas le ayudará a reconocer las primeras señales de alerta de recaída. Usted identificará situaciones de alto riesgo, como fiestas o eventos deportivos, y aprenderá a valorar su propia vulnerabilidad a una recaída. Usted aprenderá habilidades para enfrentar problemas para ayudarle a evitar o abstenerse de situaciones riesgosas. A usted también le enseñan a manejar una recaída para que no se desaliente ni pierda confianza.

La Terapia de Estímulo Motivacional (MET) está basada en la suposición de que usted tiene la responsabilidad y capacidad para cambiar. Su terapeuta comienza al otorgarle retroalimentación individualizada acerca de los efectos de su manera de beber. Trabajando muy juntos, usted y su terapeuta explorarán los beneficios de la abstinencia, revisarán las opciones de tratamiento, y diseñarán un plan para implementar objetivos de tratamiento.

Con frecuencia es muy útil involucrar a un cónyuge o pareja no alcohólica en su programa de tratamiento. Esto puede incrementar la probabilidad de que usted complete la terapia y continúe absteniéndose después de terminar el tratamiento.

La terapia conductual-marital (BMT) combina un enfoque en el beber con esfuerzos para reforzar su relación marital. La BMT involucra activiades compartidas y la enseñanza de habilidades de comunicación y evaluación de conflictos. La terapia para parejas también se podría combinar con el aprendizaje y ensayo de un plan de prevención de recaídas. Entre personas alcohólicas con severos problemas maritales y de beber, el enfoque de combinación produce relaciones maritales mejoradas e índices de abstinencia más altos.

Las intervenciones breves involucran asesoría por parte de médicos primarios o personal de enfermería durante cinco o menos visitas convencionales al consultorio. En las intervenciones breves, usted recibirá información sobre las consecuencias negativas del abuso del alcohol. Usted también aprenderá acerca de estrategias y fuentes de información en la comunidad para ayudarle a alcanzar la moderación o abstinencia.

La mayoría de intervenciones breves están diseñadas para ayudarle si usted está abusando del alcohol y está en riesgo de desarrollar alcoholismo. Éstas están diseñadas para ayudarle a reducir su consumo de alcohol. Sin embargo, si usted es dependiente del alcohol, se le anima a entrar a tratamiento especializado con el objetivo de lograr la abstinencia completa.