Pautas generales para controlar el asma

Hacer algunos cambios en el estilo de vida puede ayudarlo a evitar factores desencadenantes que podrían causar un ataque de asma.

Debido a que existen muchos tipos de alérgenos que podrían desencadenar asma, es casi imposible eliminar por completo todos los alérgenos de su ambiente. Sin embargo, existen muchas cosas que usted puede hacer para reducir los alérgenos y minimizar su exposición a desencadenantes del asma.

El Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre ofrece estas sugerencias:

  • Tome estas medidas para controlar los ácaros del polvo:
    • Lave la ropa de cama una vez a la semana en agua caliente.
    • Cubra los colchones y las almohadas con cubiertas con cierres a prueba de polvo (impermeables a alérgenos).
    • Si hay muñecos de peluche dentro de la casa, manténgalos alejados de su cama. Lave los muñecos de peluche una vez a la semana en agua caliente.
  • Tome estas medidas si es alérgico a las mascotas:
    • De ser posible, mantenga las mascotas fuera del hogar.
    • O bien, mantenga las mascotas fuera de la habitación y otras áreas para dormir a toda hora, y mantenga la puerta cerrada.
    • Mantenga las mascotas alejadas de cualquier mueble cubierto con tela, alfombra y muñeco de peluche.
  • Tome estas medidas para controlar las cucarachas y los ratones en su hogar:
    • No deje afuera comida ni basura.
    • Asegúrese de que la basura en su casa se almacene adecuadamente en contenedores con tapas que cierren herméticamente y tire la basura todos los días.
    • Almacene los alimentos en contenedores herméticos.
    • Trate de usar cebos de veneno, ácido bórico o trampas antes de usar pesticidas en aerosol.
    • No permanezca en una habitación que ha sido rociada con pesticida recientemente.
  • Tome estas medidas para controlar el moho:
    • Arregle las fugas en las tuberías y otros problemas de humedad.
    • Utilice un limpiador con cloro para remover el moho de las superficies duras. Deje secar la superficie completamente.
  • Tome estas medidas para evitar agentes irritantes:
    • Evite utilizar productos con olor fuerte, como perfume.
    • Si fuma, deje de hacerlo. Evite estar cerca de personas que fumen.
    • Pida a alguien que pase la aspiradora por usted. La aspiradora debe tener un filtro HEPA. Si tiene que pasar la aspiradora, utilice una máscara para el polvo.

Otras estrategias para controlar los alérgenos incluyen:

  • Tenga sistemas adecuados de calefacción, refrigeración y ventilación en su hogar.
  • Mantenga una humedad baja en el interior, de preferencia entre 30% y 50% de humedad relativa. Los niveles de humedad se pueden medir con higrómetros, los cuales están disponibles en ferreterías locales.
  • Evite alérgenos alimenticios al leer las etiquetas de los alimentos y cuando cene fuera de casa pregunte si algún alimento contiene sulfitos o colorantes a los que podría ser alérgico.
  • Evite la aspirina y otros analgésicos de venta libre (conocidos como medicamentos antiinflamatorios no esteroideos [AINES]) si usted tiene una sensibilidad conocida a estos medicamentos.

Asegúrese de que su médico sepa los detalles de lo que usted hace en el trabajo. No desestime el efecto del trabajo (incluido el trabajo en el hogar), los pasatiempos y las actividades recreativas como causas evitables de los síntomas del asma.

Cuando usted o su hijo experimente señales de alerta de que podría ser inminente un ataque de asma, comience el tratamiento según lo recomendado por su médico.

Las señales de alerta incluyen:

  • Mayor falta de aliento y sibilancia
  • Dolor u opresión en el pecho
  • Mayor necesidad de usar broncodilatadores
  • Patrones de sueño irregulares
  • Tos frecuente o espasmos de tos, especialmente por la noche
  • Empeoramiento del flujo espiratorio máximo si utiliza un dispositivo que mida el flujo espiratorio

Los cambios climáticos pueden empeorar los síntomas del asma, especialmente en niños. Si aumenta la humedad o la temperatura cambia, preste especial atención a los síntomas de su hijo.

Aunque no todos los ataques de asma pueden prevenirse, el tratamiento temprano puede reducir considerablemente la severidad de los síntomas. Tome todas las precauciones necesarias para prevenir ataques de asma y trate los síntomas lo más temprano posible para evitar la intensificación a un ataque grave.

Considere usar un programa en línea para controlar los síntomas. Estos programas pueden ayudar a mejorar el control del asma y del funcionamiento de los pulmones. Las organizaciones, como la American Lung Association y la Asthma and Allergy Foundation of America ofrecen información sobre grupos de apoyo y herramientas de control del asma en línea.

El médico puede recomendarle que limite la actividad física intensa después de un ataque de asma. Considere lo siguiente cuando haga ejercicio:

  • Asegúrese de tener un buen control del asma antes de hacer ejercicio.
  • En algunos tipos de deportes, como la natación y caminar, la posibilidad de que se desencadene un ataque de asma es menor. En general, los deportes que requieren arranques de energía cortos, como el béisbol y el fútbol americano, crean menos problemas para las personas con asma. El yoga puede hacerlo sentir mejor y ayudarlo a reducir la cantidad de medicamentos que debe tomar. Hable con su médico acerca de las actividades que son adecuadas para usted.
  • Evite el ejercicio intenso a la intemperie durante los días con alta contaminación del aire, un nivel alto de polen (si es alérgico al polen) o un nivel elevado de ozono. Además, minimice la actividad a la intemperie cuando la temperatura sea muy elevada.
  • Hable con su médico acerca del nivel de ejercicio adecuado para usted.
  • También pregunte a su médico cuándo podrá regresar a trabajar.

Usted tiene un riesgo mayor de padecer complicaciones relacionadas con la gripe, como neumonía, debido a su asma. Los adultos y los niños mayores de seis meses de edad deben vacunarse anualmente contra la gripe estacional.

Cuándo contactar al médico

Manténgase en contacto con su médico entre las consultas, en especial, si los síntomas están cambiando. Ya sea que se mantenga en contacto por teléfono, correo electrónico o a través del sitio web del médico, la buena comunicación puede ayudarlo a evitar la hospitalización y a tener un mejor control del asma.

Recuerde también que si usted está teniendo un ataque de asma de leve a moderado y su medicamento no funciona en el tiempo que supuestamente debería hacerlo, debe llamar al médico. Si usted está teniendo un ataque de asma severo, tome su medicamento para el asma y solicite ayuda médica de emergencia inmediatamente.