La información aquí provista pretende darle una idea general acerca de cada uno de los medicamentos listados a continuación. Sólo se incluyen los efectos secundarios más generales, así que pregúntele a su médico si usted necesita tener alguna precaución especial. Utilice cada uno de estos medicamentos como se lo recomiende su médico, o de acuerdo a las instrucciones que se le den. Si usted tiene preguntas posteriores acerca de su uso o efectos secundarios, contacte a su médico.

No existen tratamientos específicos para el autismo. Sin embargo, como parte de un programa exhaustivo de control, quizás varios tipos de medicamentos sean útiles para síntomas seleccionados.

Ninguno de estos medicamentos ha sido aprobado por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos para el tratamiento del autismo. Sin embargo, no es raro que los medicamentos, una vez en el mercado, muestren efectividad en condiciones "no etiquetadas". Su seguridad generalmente permanece sin comprobar cuando se utilizan para propósitos diferentes.

Antidepresivos

  • Fluoxetina (Prozac)
  • Fluvoxamina (Luvox)
  • Sertralina (Zoloft)
  • Clomipramina (Anafranil)

Analépticos (Estimulantes)

  • Metilfenidata (Ritalin, Concerta)

Medicamentos Antipsicóticos

  • Clorpromazina (Thorazine)
  • Tioridazina (Mellaril)
  • Haloperidol (Haldol)
  • Risperidona (Risperdal)

  • Fluoxetina (Prozac)
  • Fluvoxamina (Luvox)
  • Sertralina (Zoloft)
  • Clomipramina (Anafranil)

Algunos medicamentos en esta clase parecen tener un efecto benéfico en las personas con autismo al alterar la química del cerebro. Estos medicamentos incrementan la cantidad disponible de los químicos cerebrales serotonina y noradrenalina. Se cree que estos químicos tienen efectos estimulantes.

La clomipramina es un medicamento utilizado para tratar el trastorno obsesivo-compulsivo (OCD), el cual comparte rasgos con el autismo. Puesto que no se han identificado anormalidades químicas específicas con el autismo, el uso de estos medicamentos está guiado por la experiencia y por el ensayo y error.

Los medicamentos se administran una o dos veces al día en dosis similares a aquellas utilizadas para la depresión. Los efectos secundarios como la boca reseca, los mareos, y la sedación son los más comunes, pero existen muchos otros efectos secundarios, algunos serios, como alteraciones en el ritmo cardiaco. Platique con su médico acerca de los efectos secundarios específicos de estos medicamentos.

  • Metilfenidata (Ritalin, Concerta)

Más comúnmente utilizada para el trastorno de hiperactividad y déficit de atención (ADHD), la metilfenidata también puede ayudar a ciertas formas de autismo. La metilfenidata no se recomienda para niños menores a los 6 años de edad.

Los posibles efectos secundarios incluyen:

  • Adicción
  • Ataques
  • Empeoramiento de los trastornos mentales

  • Clorpromazina (Thorazine)
  • Tioridazina (Mellaril)
  • Haloperidol (Haldol)
  • Risperidona (Risperdal)

Estos medicamentos son comúnmente utilizados para tratar la esquizofrenia, pero también se utilizan para el autismo. Estos medicamentos ocasionalmente tienen severos efectos secundarios y deben utilizarse con gran precaución.

Los posibles efectos secundarios incluyen:

  • Movimientos incontrolables
  • Fiebre elevada
  • Sedación
  • Mareos
  • Boca reseca
  • Aumento de peso
  • Toxicidad hepática

En algunos casos estos medicamentos pueden ocasionar reacciones inesperadas en pacientes autistas. Si su hijo está tomando cualquiera de estos medicamentos, ponga atención cuidadosa en caso de cambios en la conducta y mantenga un contacto cercano con el médico de su hijo.

En cualquier momento que esté tomando medicamentos prescritos, tome las siguientes precauciones:

  • Tómelos como se le indica; ni más, ni menos, ni a una hora distinta.
  • No deje de tomarlos sin consultar a su médico.
  • No los comparta con nadie más.
  • Conozca cuáles efectos y efectos secundarios esperar, y repórtelos a su médico.
  • Si usted está tomando más de un medicamento, incluso si es uno de venta libre, asegúrese de consultar con un médico o farmaceuta acerca de las interacciones entre medicamentos.
  • Planee con anticipación sus reabastecimientos para que no se quede sin medicamento.