Fototerapia

La fototerapia involucra la exposición a longitudes de onda específicas o a luz ultravioleta artificial, la cual puede ser ultravioleta B (UVB), ultravioleta A (UVA), o una combinación de las dos. La fototerapia podría ser efectiva para niños mayores y adultos con eczema leve a moderado. El eczema más severo se puede tratar con luz ultravioleta A (UVA) en combinación con un medicamento llamado psoralen. Psoralen es un medicamento oral o tópico que hace que el cuerpo sea más sensible a la luz. Este tratamiento se conoce como PUVA.

Los tratamientos de fototerapia por lo general se administran varias veces a la semana durante uno o varios meses. Por lo general, se lleva a cabo en una clínica o en el consultorio de su médico con un panel de luz especializado o una caja de luz. En algunos casos, usted podría usar una caja de luz recomendada o un panel de luz en su casa con la orientación de su médico.

Posibles efectos secundarios a largo plazo de la fototerapia incluyen envejecimiento prematuro de su piel y cáncer cutáneo .

Otros Medicamentos

Si otros tratamientos no logran mejorar el eczema, se podrían intentar otros numerosos medicamentos. Cada uno de éstos tiene riesgos y beneficios específicos, y por lo general todos se deberían usar bajo la supervisión de un dermatólogo capacitado en el control de eczema poco receptivo. Ejemplos de tales medicamentos incluyen:

  • Ciclosporina
  • Inmunoglobulina intravenosa
  • Interferon

Asesoría

Si usted o su hijo padece eczema, usted podría buscar asesoría, y grupos y servicios de apoyo. Existen muchos profesionales que le pueden brindar ayuda y apoyo para lidiar con el estrés del eczema.