Los siguientes comportamientos podrían ayudar a controlar los cálculos biliares:

Mantener un peso saludable es una clave para reducir su riesgo de cálculos biliares futuros. Si usted tiene sobrepeso, se aconseja una pérdida lenta de peso debido a que ayunar y hacer dietas extremas puede conllevar a cálculos biliares. Pida a su médico un programa para bajar de peso que sea seguro y efectivo para usted. Usted también podría pedir una canalización con un dietista registrado (RD), que le pueda ayudar con un programa para bajar de peso.

El ejercicio regular y vigoroso podría reducir el riesgo de cálculos biliares. Además de controlar el peso, el ejercicio normaliza los niveles de azúcar sanguínea e insulina. Cuando estos niveles son anormales, éstos pueden contribuir al desarrollo de cálculos biliares.