Los diferentes tipos de dolor de cabeza responden a diferentes tratamientos. Consulte a su médico antes de probar cualquier remedio por su cuenta. Otras opciones de tratamiento que podrían ayudar a aliviar el malestar por sus dolores de cabeza incluyen las siguientes:

La bio-retroalimentación enseña a las personas cómo controlar las funciones corporales en las que normalmente no piensan. La bio-retroalimentación podría ayudarle a reducir el número y severidad de los dolores de cabeza. Durante una sesión de bio-retroalimentación, un terapeuta lo guiará para relajar ciertos músculos o controlar la respiración, mientras un aparato electrónico muestra su respuesta corporal.

Relajar los músculos puede ayudar a prevenir y reducir la severidad de los dolores de cabeza por tensión y algunos otros tipos de dolor de cabeza.

Las técnicas de relajación podrían incluir respiración profunda, visualizarse estando en un lugar diferente, o despejar la mente de cualquier pensamiento. Un profesional en salud mental le puede enseñar a realizar diferentes técnicas de relajación.

Respirar 100% oxígeno durante 10 a 15 minutos con frecuencia ayuda a aliviar el dolor de cabeza en racimo. El oxígeno parece reducir el flujo sanguíneo al área afectada del cerebro. Las personas menores de 50 años que tienen dolores de cabeza en racimo episódicos parecen beneficiarse más por la terapia de oxígeno.

Nota: La terapia de oxígeno es costosa y tiene riesgos para la salud asociados. Hable con su médico acerca de los pros y contras de esta terapia.

La asesoría en salud mental le puede ayudar a desarrollar nuevas habilidades para enfrentar problemas, controlar el estrés, y cambiar su actitud, lo cual con frecuencia provoca menos dolores de cabeza por tensión.

Existe evidencia creciente de que los siguientes tratamientos podrían ser efectivos en el tratamiento del dolor de cabeza crónico:

  • Acupuntura
  • Terapia física
  • Toxina botulínica
  • Estimulación eléctrica nerviosa transcutánea (TENS)

Contacte a su médico si ocurre lo siguiente:

  • Sus dolores de cabeza están empeorando
  • Usted desarrolla algún efecto secundario por el tratamiento