La cirugía podría ser una opción en algunos casos de dolor de cabeza sinusal, como cuando usted tiene anormalidades en los conductos nasales o pólipos (crecimientos) que obstruyen la secreción nasal. Rara vez es una opción para otros tipos de dolor de cabeza.

Si todas las otras medidas no logran controlar los dolores de cabeza en racimo, algunos médicos podrían sugerir cortar o destruir el nervio facial; sin embargo, el nervio podría crecer nuevamente.

Las opciones quirúrgicas para el dolor de cabeza sinusal incluyen:

La septoplastia se realiza para corregir un tabique desviado, la pared que separa las cavidades nasales izquierda y derecha. El médico eliminará o reubicará porciones del tabique que estén fuera de lugar. Por lo general, la cirugía se realiza como un procedimiento de paciente externo con anestésico local o general. Se colocará un vendaje nasal durante la cirugía para controlar el sangrado durante aproximadamente 24 a 36 horas.


Tabique Desviado

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

La FESS abre los conductos nasales naturales para mejorar la secreción y permitir que el tejido sinusal regrese a lo normal. Durante este procedimiento, el médico inserta un tubo delgado de fibra óptica dentro de la nariz para observar las aberturas dentro de los senos y después retira cualquier tejido que obstruya los conductos. Esto se puede realizar como un procedimiento de paciente externo. En algunos casos, el médico podría realizar esta cirugía con la ayuda de una tomografía computarizada.

Existen varios procedimientos quirúrgicos que se podrían realizar en aquellos pacientes que no logran responder a todo tratamiento médico. Todos estos procedimientos se dirigen hacia el nervio o ganglio trigeminal y podrían incluir inyectar, cortar el nervio, o usar termocoagulación por radiofrecuencia para dañar al nervio.