Asesoría

Si su amenorrea es causada por un desorden alimenticio, ejercicio excesivo, o altos niveles de estrés, usted quizás quiera considerar el trabajar con un terapeuta. Existen diferentes tipos de terapia disponibles para usted. Hable con un terapeuta para determinar cuál tipo funcionará para usted. Algunos ejemplos incluyen:

Este tipo de terapia le ayudará a examinar sus sentimientos y patrones de pensamiento, aprender a interpretarlos en una forma más realista y a aplicar varias técnicas para lidiar con situaciones de la vida real.

Las terapias interpersonales pueden ayudarle a entender y a lidiar con las preocupaciones acerca de sus relaciones personales que pueden estar causando o empeorando el estrés en su vida. Esta terapia también puede ayudarle a mejorar sus habilidades comunicativas y su autoestima.

Existen muchos tipos de terapias de grupo; los grupos podrían ser parte de un programa de paciente hospitalizado o externo, podrían ser dirigidos por un terapeuta privado o podrían existir de manera independiente. Los temas quizás incluyan estrategias para lidiar con el problema, sobre la imagen corporal, información sobre nutrición, espiritualidad, asuntos familiares, terapia artística o bien una combinación de temas.

Las conductas y actitudes familiares complejas con frecuencia juegan un rol en los trastornos alimenticios y en el estrés. Muchas personas no pueden recuperarse a menos que sus familias reconozcan sus roles en el problema y realicen cambios. Los miembros de la familia cercana necesitan entender el desorden y apoyar al paciente.