Si su rosácea ha causado enrojecimiento antiestético, vasos sanguíneos agrandados, y rinofima (nariz bulbosa), entonces procedimientos como cirugía con láser, electrocirugía, o dermoabrasión podrían ser opciones de tratamiento para considerar. La cirugía con láser podría dar como resultado una mejor apariencia de la piel con poca cicatrización o daño. Si usted tiene rinofima, el láser y otros métodos quirúrgicos podrían ayudar a reducir el tamaño de la nariz y mejorar su apariencia. Debido a que la rosácea no se puede curar, se podría requerir tratamiento quirúrgico adicional posteriormente.

Después que la terapia médica elimine el enrojecimiento, protuberancias, y granos, los pequeños vasos sanguíneos rojos (telangiectasia) se pueden volver más visibles. En la mayoría de los casos, se puede usar un instrumento quirúrgico llamado láser de impulso con tinte para borrar estos vasos sanguíneos visibles sin dolor o incomodidad. El calor de la energía del láser causa que los vasos sanguíneos se desintegren. Los cortos impulsos aseguran que sólo sean enfocados los vasos sanguíneos anormales, de esta manera reduciendo o eliminando la probabilidad de daño al tejido facial circundante.

Un estudio reciente de la terapia con láser para rosácea encontró que el procedimiento redujo sustancialmente los vasos sanguíneos visibles y ayudó a reducir el enrojecimiento y ruborización después de un promedio de tres tratamientos. Después del procedimiento, usted podría experimentar enrojecimiento, inflamación, y dolor dentro de las primeras 12 a 24 horas. Usted también podría tener descamación de la piel, similar a la de las quemaduras por el sol, y algunos moretones debajo de la piel que duran de 5 a 10 días. Los vasos sanguíneos visibles desaparecen en una a tres semanas.

La rinofima, el sobre-crecimiento antiestético de tejido de la nariz, también se puede corregir con láser de impulso con tinte. Si se necesita, se puede usar un láser de CO 2 como un bisturí que no provoca sangrado para volver a dar contorno a la nariz. El tratamiento temprano con frecuencia encoge la nariz y ayuda a prevenir el desarrollo posterior de la condición.

La electrocirugía se puede usar para tratar pequeños vasos sanguíneos rojos (telangiectasia). En este procedimiento, se aplica una "chispa" eléctrica a través de un electrodo con aguja diminuta para coagular cada pequeño vaso sanguíneo desde su centro. Este procedimiento es rápido y sólo levemente doloroso. Éste es un buen método si usted sólo tiene uno o muy pocos vasos sanguíneos rojos pequeños. Después aparece una pequeña llaga con costra y sana rápidamente con buenos resultados.

La dermoabrasión es un procedimiento quirúrgico que se usa para tratar la nariz bulbosa (rinofima) que se observa en casos severos de rosácea. Este procedimiento esculpe la nariz de vuelta a una forma más normal. Esto involucra "lijar" las capas superiores de piel. Durante la curación, una capa nueva y más lisa de piel reemplaza la piel que se sometió a abrasión. Este procedimiento requiere sólo anestesia local. La mayoría de las personas sanan en un lapso de una a dos semanas. Si usted se somete a dermoabrasión, debería usar bloqueador solar de SPF de 15 o más alto para proteger a la nueva piel.