Algunas personas descubren que los siguientes tratamientos son de alivio para su sarpullido cutáneo con comezón y dolor:

  • Hielo o Compresas Frías —se pueden aplicar en el sarpullido durante cinco minutos en una ocasión, varias veces al día
  • Compresas Humedecidas en Solución de Burrow (Domeboro) —se pueden aplicar en el sarpullido durante cinco minutos en una ocasión, varias veces al día
  • Baños de Avena —pueden mejorar la comezón, aunque algunas personas encuentran que la calidez incrementa su comezón