Controlando las Interrupciones de la Respiración Durante el Sueño

Existen varios sistemas diferentes disponibles que suministran aire y presión a través de la nariz o boca. El suministro continuo de aire presurizado ayuda a mantener abiertos los tejidos en la garganta. Algunas mascarillas de presión de flujo de aire positivo continuo (CPAP) se ajustan sobre la boca y nariz; otros se ajustan solamente sobre la nariz. Algunos dispositivos simplemente suministran una cantidad pre-establecida de aire en una unidad pre-establecida de presión. Otros dispositivos son muy sofisticados, suministrando más presión con cada inhalación y un poco menos con cada exhalación. Otros monitorean la respiración y sólo agregan presión si la máquina siente una anormalidad en la respiración.

Desafortunadamente, muchos de los dispositivos son incómodos de usar si no se ajustan adecuadamente. Con frecuencia, éstos resecan la nariz y/o boca, irritan la piel, lo dejan con dolor de cabeza, y son voluminosos y apretados para usarse. Sin embargo, los dispositivos de CPAP proporcionan beneficios claros para pacientes con apnea del sueño que va de leve a severa.

Están disponibles varios aparatos dentales para el tratamiento del apnea del sueño. Estos aparatos pueden mantener la lengua hacia abajo, empujarla hacia adelante, o empujar la mandíbula inferior hacia adelante. Estos aparatos parecen ser menos frustrantes para usarse que los dispositivos CPAP, aunque sólo son efectivos como un tratamiento para el apnea del sueño de leve a moderada.

Éste es un nuevo procedimiento que permite la rigidez del paladar al implantar piezas permanentes de silicona. Este procedimiento es más efectivo para los ronquidos; sin embargo, estudios están mostrando beneficios tempranos para el apnea del sueño leve. Este procedimiento se realiza en el consultorio bajo anestesia local

El calentamiento por radiofrecuencia del paladar y la base de la lengua puede causar encogimiento del tejido, ensanchando la vía respiratoria. Este procedimiento es bastante exitoso en el tratamiento de los ronquidos, pero algunos estudios muestran alguna efectividad en el tratamiento del apnea del sueño.