image En los EE. UU., millones de estadounidenses no tienen seguro médico. No tener seguro puede ser perjudicial para su salud. Muchas personas sin seguro tardan en recibir atención médica, viven con condiciones médicas graves durante demasiado tiempo y no reciben servicios preventivos. Estas situaciones pueden empeorar el estado de salud y provocar enfermedades más graves (y más costosas), como enfermedad cardíaca, cáncer y diabetes.

Sin embargo, las leyes federales han implementado un seguro de salud a bajo costo para algunas personas, especialmente para niños de familias de bajos ingresos. Además, se requiere que los departamentos de emergencia y las clínicas proporcionen un cierto nivel de tratamiento para todas las personas, sin importar su estado de seguro. Asimismo, algunas instalaciones en la "red de seguridad" ofrecen cuidado gratuito para personas que no pueden pagar.

Seguro de bajo costo para niños

Los niños sin seguro son menos propensos a recibir revisiones de salud y otras formas de cuidado preventivo, lo cual puede poner en peligro su salud. Si su familia no tiene seguro de salud, podría obtener un seguro para sus hijos a bajo costo o sin costo alguno, dependiendo de su nivel de ingresos.

Medicaid es un plan de seguro médico que facilita el cuidado para las familias de bajos ingresos. Sin embargo, las reglas para contabilizar los ingresos y los recursos a fin de determinar la elegibilidad varían de un estado a otro y de un grupo a otro.

Si bien Medicaid cubre a muchos niños de bajos ingresos, la cobertura para adultos es limitada porque los niveles de ingresos para elegibilidad de los padres difieren enormemente de los niveles aplicables a los niños. A menos que estén discapacitados, incluso los adultos más pobres pueden no ser aptos para recibir Medicaid si no tienen hijos. Cada estados establece sus límites para Medicaid y comparte los costos con el gobierno federal.

La ley Children's Health Insurance Program Reauthorization Act (CHIPRA), aprobada en febrero de 2009 por el presidente Obama, proporciona seguro médico a más niños conforme el programa de seguro para niños Children's Health Insurance Program (CHIP). Este programa abarca a niños y mujeres embarazadas de familias que no pueden recibir Medicaid, pero además no pueden costear el pago de un seguro médico privado.

La red de seguridad para asistencia sanitaria

La “red de seguridad” para asistencia sanitaria de los Estados Unidos es un sistema que proporciona asistencia médica a las personas que tienen un seguro inferior al necesario o que no tienen seguro. Los proveedores de la red de seguridad emprenden una misión para ofrecer asistencia sanitaria a pacientes que no podrían pagar este servicio. Lo pueden hacer voluntariamente o por una obligación legal. Estos proveedores pueden incluir departamentos de emergencia, centros de salud comunitaria, hospitales públicos, clínicas de beneficencia, y hospitales clínicos y comunitarios. El método de financiamiento de estas instituciones varía de un estado a otro. En muchos casos, los propietarios de las instalaciones y los médicos que trabajan allí se hacen cargo de gran parte de los costos.

Los únicos proveedores que están legalmente obligados a proporcionar cuidado en la red de seguridad son los departamentos de emergencia. La ley Emergency Medical Treatment and Labor Act (EMTALA) garantiza que cualquier persona que acuda a un departamento de emergencia (sin importar si está asegurada o si puede pagar los servicios) debe recibir un examen médico y debe ser estabilizada antes de ser transferida a un hospital público.

Esto significa que si acude a una sala de emergencias por un problema médico, no se puede retrasar su tratamiento debido a la falta de seguro ni se puede dar tratamiento preferencial a quienes tienen seguro. En los departamentos de emergencia hay carteles que detallan sus derechos según las provisiones de la EMTALA.

Sin embargo, los proveedores de beneficencia y las salas de emergencia no pueden sustituir completamente el seguro médico. Si usted no tiene seguro o tiene un seguro insuficiente, haga lo posible para salir de esta situación. El riesgo es grande: una enfermedad o lesión grave puede provocar la ruina financiera.

Dónde obtener más información

Visite el sitio web de su estado para saber quiénes pueden ser beneficiarios de programas como Medicaid y CHIP, así como qué otros tipos de asistencia están disponibles para personas no aseguradas. Con el nuevo proyecto de ley Health Care Reform, la mayoría de los estadounidenses obtendría algún tipo de seguro médico. Si no tiene seguro, podrá adquirir seguros en los nuevos “intercambios de salud” en línea, donde las compañías competirán para que usted sea su cliente. Según sus ingresos, podrá solicitar ayuda financiera para el pago de cobertura. Para obtener más información sobre el proyecto de ley Health Care Reform, visite el sitio del gobierno website.