La examinación prenatal es un término que incluye muchos exámenes diferentes que se pueden realizar durante el embarazo. Estos exámenes se realizan para proporcionar más información sobre su salud y la salud de su bebé en desarrollo. La examinación prenatal incluye simples exámenes de sangre o análisis de orina, así como procedimientos más invasivos, como retirar líquido del saco amniótico o sangre fetal del cordón umbilical para su examinación.

Los exámenes prenatales se pueden usar para identificar muchas cosas diferentes, incluyendo:

  • Problemas tratables de salud en la madre que podrían afectar la salud del feto
  • Características del feto, incluyendo tamaño, edad, ubicación en el útero, y sexo
  • Posible presencia de algunos problemas genéticos o cromosómicos

En la madre, los exámenes prenatales se usan para identificar cosas que tal vez podrían afectar al feto en desarrollo, incluyendo:

Los exámenes prenatales pueden revisar muchos defectos congénitos diferentes en el feto, incluyendo:

Aproximadamente 250 diferentes defectos congénitos se pueden diagnosticar mediante examinación prenatal. Algunos se pueden tratar dentro del útero (antes del parto) o inmediatamente después de nacer, pero la mayoría no se pueden tratar. La examinación prenatal puede ser bastante complicada. Sin embargo, los exámenes prenatales no examinan todo, y ningún examen prenatal garantiza el nacimiento de un bebé saludable.