Medicamentos

El único tipo de pérdida auditiva que se puede tratar al tomar medicamentos es la pérdida auditiva causada por una infección del oído. En este caso, se usan antibióticos para tratar la infección. La pérdida auditiva se corrige cuando la infección termina. La pérdida auditiva ocurre debido a que el líquido en el oído interfiere con la conducción de sonidos. Los antibióticos y descongestionantes pueden ayudar a eliminar el líquido o pus y restablecer la curación.

En raros casos de pérdida auditiva repentina a causa de una infección viral, los medicamentos antivirales y corticosteroides algunas veces pueden restablecer la audición.

Si la pérdida auditiva es causada por una acumulación de cerilla en el oído, remover la cerilla restablece la audición. El médico primero afloja la cerilla al poner unas gotas de un ablandador, como aceite mineral, aceite para bebé, o glicerina, dentro de su oído. Mediante una jeringa, se envía agua tibia dentro del oído; el agua sale cuando usted inclina su cabeza. El médico podría necesitar hacer este proceso unas cuantas veces antes que salga la cerilla. Otras maneras de remover la cerilla después que es ablandada incluyen el sacarla con una cureta o usar un dispositivo de succión.

Cuando la pérdida auditiva es causada por otras condiciones médicas, tal vez se podría mejorar la audición al tratar esas condiciones. Ejemplos incluyen tumores y enfermedades cardiovasculares.

Si su pérdida auditiva podría ser causada o empeorada por un medicamento, hable con su médico acerca de detener ese medicamento o cambiar a uno que no afecte la audición. Los medicamentos más comunes que causan pérdida auditiva son:

  • Estreptomicina
  • Gentamicina
  • Medicamentos quimioterapéuticos
  • Diuréticos
  • Esteroides
  • Medicamentos para el corazón
  • Anestésicos
  • Quinina
  • Medicamentos que contengan aspirina