La alcarabea tiene una larga historia de uso como un "carminativo," una hierba que se dice que alivia el dolor por gases. Se pueden encontrar menciones de la alcarabea para problemas digestivos en registros egipcios, y la hierba se ha usado en Europa para este propósito desde al menos la Edad Media. Las semillas, o su aceite esencial, son la parte de la planta que se usa medicinalmente

¿Para Qué Se Usa la Alcarabea Hoy en Día?

Sólo estudios doble ciego, controlados con placebo pueden probar que un tratamiento es efectivo, y hasta ahora no se han realizado tales estudios sobre la alcarabea sola. (Para obtener más información sobre por qué son esenciales dichos estudios, vea ¿Por Qué Esta Base de Datos Confía en Estudios Doble Ciego?) Sin embargo, se han reportado unos cuantos estudios doble ciego sobre productos de combinación que contienen aceite de alcarabea para el tratamiento de dispepsia (malestar estomacal no específico).

Por ejemplo, un estudio doble ciego controlado con placebo en 39 personas encontró que una combinación de aceite de menta de cubierta entérica y aceite de alcarabea tomada tres veces diariamente de manera oral durante 4 semanas redujo significativamente el dolor por dispepsia en comparación con el placebo.1 En el grupo del tratamiento, el 63.2% de los participantes no tuvieron dolor después de 4 semanas, en comparación con el 25% en el grupo del placebo. En otros estudios doble ciego controlados con placebo, una combinación de alcarabea, iberis amara, matricaria, hojas de menta, raíz de regaliz, y bálsamo de melisa también probó ser efectiva para la dispepsia.2,3

Estudios doble ciego comparativos también se han reportado. Uno de dichos estudios de 118 personas encontró que la combinación de aceite de menta y alcarabea fue casi tan efectiva como el medicamento estándar cisaprida (un medicamento usado para la dispepsia que ya no está disponible).4 Después de 4 semanas, la combinación herbal redujo el dolor por dispepsia en un 69.7%, mientras que el tratamiento convencional redujo el dolor en un 70.2%. Finalmente, se comparó una combinación de aceite de menta, alcarabea, hinojo y ajenjo, con el medicamento metoclopramida en un estudio doble ciego que enroló a 60 personas.5 Después de 7 días, el 43.3% del grupo de tratamiento no tuvo dolor, en comparación con el 13.3% del grupo de metoclopramida.

Evidencia mucho más débil insinúa que los extractos de alcarabea podrían tener acciones anticancerígenas,6 antibacteriales,7,8 y antidiabéticas9. Sin embargo, la evidencia para estos posibles beneficios es demasiado débil como para confiar en ella.

Se dice que el aceite de alcarabea es útil para el síndrome del intestino irritable. Los tés hechos de alcarabea se recomiendan para la enfermedad periodontal y las aftas bucales. Sin embargo, no hay evidencia científica significativa para alguno de estos usos.

Dosis

Una dosis típica de alcarabea es de 0.05 a 0.2 ml del aceite esencial tomados tres veces diariamente.

Temas de Seguridad

Generalmente la alcarabea se considera segura cuando se usa en dosis recomendadas. Sin embargo, los aceites esenciales pueden ser tóxicos para niños muy pequeños, y dosis excesivas pueden ser peligrosas también para adultos. No se han establecido las dosis máximas seguras en niños pequeños, mujeres embarazadas o en lactancia, o personas con enfermedad hepática o renal severa.