El arbusto de flor roja de jamaica es un ornamento ampliamente cultivado, y debido a su sabor agradable y ácido, es un componente común de tés herbales para beber. Medicinalmente, la jamaica se ha tomado internamente para el tratamiento de varias formas de malestar digestivo, junto con escorbuto, ansiedad y fiebre. Se dice que tiene un efecto antiséptico y astringente cuando se usa de manera tópica.

¿Para Qué se Usa la Jamaica Hoy en Día?

Estudios en animales han sugerido que la jamaica puede tener un efecto reductor de la presión arterial.1,2 Con base en esto, se realizaron estudios preliminares en humanos, con resultados un tanto promisorios.

En un estudio, 54 personas con hipertensión recibieron ya sea té de jamaica o ningún tratamiento extra durante 2 semanas.3 Al final del estudio, las personas en el grupo de jamaica tuvieron presión arterial significativamente mejorada en comparación con los del grupo que no recibió tratamiento extra. Desafortunadamente, estos resultados no son tan impresionantes como podrían sonar; por una variedad de razones, las personas que están involucradas en un estudio y reciben un tratamiento tienden a mejorar, sin importar si el tratamiento por sí mismo funciona en realidad. Para mostrar verdaderamente que un tratamiento funciona, se debe comparar con un placebo.

Otro estudio defectuoso involucró a 90 personas y comparó la efectividad de la jamaica (10 gramos de cáliz seco de jamaica en agua diariamente) contra el medicamento estándar Captopril (25 mg dos veces al día).4 Los resultados mostraron igual beneficio. Desafortunadamente, una vez más el estudio es menos significativo de lo que parece. Este estudio tampoco usó un grupo de placebo y tampoco fue doble ciego. (Para información detallada acerca de por qué son esenciales estudios doble ciego controlados por placebo, vea ¿Por Qué Esta Base de Datos Confía en Estudios Doble Ciego?)

La jamaica contiene sustancias llamadas antocianinas, antioxidantes similares a los que se encuentran en el mirtilo, arándano y vino tinto. Evidencia muy débil, demasiado débil como para confiar en ella en absoluto, insinúa que la jamaica o sus componentes de antocianina pueden tener efectos anticancerígenos5-10 y protectores del hígado11,12 y también puede mejorar el perfil de colesterol.13,14

Dosis

Una dosis típica de jamaica para adultos es de 10 gramos de cáliz (parte de la flor) seca.

Temas de Seguridad

Como un té para beber ampliamente usado, se presume que la jamaica tiene un alto grado de seguridad. Sin embargo, no se han realizado pruebas extensas de seguridad. No se han establecido dosis máximas seguras en mujeres embarazadas o en lactancia, niños pequeños, o en personas con enfermedad hepática o renal severa.

Alguna evidencia sugiere que la jamaica puede alterar ligeramente el metabolismo del medicamento acetaminofeno, aunque probablemente el efecto no es lo suficientemente grande como para ser muy importante.15