¿Se ha sentido un poco lento últimamente? ¿Siempre parece tener dolor de espalda o escurrimiento nasal? Tal vez su feng shui necesite ajustarse.

Practicantes de la medicina tradicional china creen que para sentirse bien, usted debe estar rodeado por un buen chi, o energía. El arte de diseñar su entorno para aumentar su chi se llama feng shui (se pronuncia "fung shway"), y puede practicarse en cada habitación, edificio, oficina, vecindario, e incluso su escritorio. Aunque las ideas que siguen podrían parecer místicas para quienes no están acostumbrados a las nociones de chi, y yin y yang, el feng shui (que literalmente significa viento y agua) tiene sus orígenes en las primeras tradiciones taoistas de la antigua China.

Vivo, Conectado, y en Cambio

Existen tres principios básicos del feng shui: Todo está vivo, todo esta conectado, y todo está cambiando. Y comienza con la estructura básica de su hogar. La colocación de las puertas y ventanas puede significar la diferencia entre el chi que está fresco y vivo con energía, o viciado y dañado. Una habitación puede tener demasiado yin, o energía negativa, si ha estado desocupada y sucia durante mucho tiempo; la limpieza, las luces brillantes, y la música que levanta el ánimo puede, literalmente, limpiar el aire. Los sonidos felices siempre son un antídoto efectivo para la mala energía.

De acuerdo con el feng shui, cada objeto, espacio, y vida tiene chi.

"Mientras sea mejor la calidad del chi que recorre por algo, ese algo es más sano, más vibrante, o más bello," de acuerdo con Patricia J. Santhuff, quien con frecuencia escribe sobre la relación del chi con la salud. "Cuando nuestros cuerpos están experimentando un chi reducido o bloqueado, experimentamos fatiga o, si lo está por un periodo prolongado de tiempo, somos más propensos a desarrollar problemas de salud." El objetivo es proteger contra energías negativas y dar la bienvenida a aquellas que traen salud y longevidad.

Comience Con la Habitación

Uno de los lugares más importantes para practicar un buen feng shui es la habitación, donde es fácil permitir que la energía sea "demasiado yin," con falta de luz del sol y aire fresco; una combinación que crea chi estancado y puede manifestarse como enfermedad. Ésta es la forma en la que el adaptar su habitación puede ayudar con su chi:

  • Dormir en una habitación ubicada al final de un largo pasillo puede causar que el flujo de energía en ese lugar sea demasiado fuerte y pueda causar salud deficiente.
  • Si es posible, la puerta de una habitación no debería abrir directamente hacia el baño, y una cama nunca debería estar colocada contra una pared que sea compartida por un baño.
  • Las puertas de las habitaciones tampoco deberían abrir hacia una escalera, lo cual podría permitir que entre mal chi a la habitación, o estar frente a la esquina de otra habitación, lo cual puede bloquear el chi y causar problemas circulatorios.
  • Cualquier habitación que haya sido ocupada por alguien que estuvo enfermo, debería tener una buena ventilación, luz brillante, y una cubierta fresca de pintura para crear una energía yang positiva.

La colocación de la cama es igualmente importante. Éstos son algunos tabúes ofrecidos por Lillian Too en su libro, Feng Shui Fundamentals: Health (Element Books Limited, 1997):

Nunca duerma con un espejo enfrente de la cama."Un espejo en la habitación es una de las características más dañinas del feng shui; ya que éste crea problemas de salud relacionados con el corazón. Los espejos encima de la cama son igualmente dañinos."

Una televisión cuenta como un espejo porque también refleja; si usted debe tener una televisión o espejo en la habitación, cúbralo cuando no lo esté usando.

Nunca duerma con una fuente de agua detrás de su cama. Una pintura de un lago o cascada (o peor aún, un acuario) tiene el mismo efecto sobre el corazón que un espejo.

Nunca duerma con el borde puntiagudo de una esquina apuntando hacia usted. El borde puntiagudo de una esquina es una forma mortífera de flecha venenosa que lleva el "respiro que mata." Use muebles para disimular el borde puntiagudo.

Nunca duerma debajo de una viga expuesta encima de la cabeza. Si la viga está directamente encima de su cabeza, usted podría padecer migrañas y dolores de cabeza. Si ésta cruza al nivel del pecho, usted puede dejar pasar a problemas con el corazón, pulmones y otros problemas respiratorios. Las vigas no son una buena característica para el feng shui en ninguna habitación.

La Cocina

Las cocinas también son importantes lugares para practicar el feng shui por salud. Si su cocina está directamente enfrente de una habitación, por ejemplo, las energías yin de su casa (habitación) y yang (cocina) podrían chocar y provocar enfermedad continua a los miembros de la familia. La puerta de la cocina no debería estar en línea recta desde la puerta frontal o trasera; la buena energía sale disparada a través de la casa sin dispersarse, provocando primero "enfermedades molestas," escribe Lillian Too, después avanzando a desgracia más seria. Resuelva esta distribución colgando un espejo en una de las puertas exteriores para que la energía positiva no salga tan rápido.

Instrucciones para un Buen Chi

Muchos libros sobre el feng shui (incluyendo el de Too) contienen tablas que ayudan a los lectores a calcular la "mejor dirección hacia la salud" para sus casas. La estufa siempre debería apuntar hacia esa dirección (como lo debería hacer la cabecera de la cama). La estufa, la cual simboliza el elemento del fuego en el feng shui, nunca debería estar colocada junto al lavabo (lo cual podría provocar un choque de los elementos agua y fuego) y nunca debería estar en el área noroeste de la habitación, lo cual equivaldría a "colocar fuego en la puerta del cielo."

"Esto se debe a que el trigram chien, que significa cielo, la fuente de toda buena suerte, rige al noroeste," advierte Too. "Colocar una estufa allí pondrá fuego en la fuente de energía de buena suerte."

Feng Shui Todos los Días

Limpiar el desorden puede ayudarle a relajarse, y el poner aceite en las puertas para que no rechinen puede reducir la irritación. Patricia Santhuff tiene algunos consejos para cuando usted "necesita un aumento extra de energía para un proyecto particular, o está teniendo dificultad para limpiar el desorden:"

  • Agregue un carillón de viento en la habitación o sobre el área de trabajo y hágalo sonar de vez en cuando. Algunos practicantes de feng shui dicen que los carillones de viento fomentan la claridad y la creatividad.
  • Use la aspiradora y limpie el polvo. Esto no sólo elimina la suciedad, sino que en realidad refresca el chi.
  • Ponga música que levante el ánimo.
  • Coloque una fuente de escritorio dentro del área.
  • Trate energéticamente la habitación usando cascabeles o aplaudiendo, especialmente en las esquinas y armarios.

También deberíamos recordar que las personas (así como los espacios) necesitan chi fresco para sentirse bien y funcionar bien. Algunas sugerencias para elevar el chi personal:

  • Cree algo.
  • Limpie su casa, o sólo un cajón.
  • Llame a un amigo (¡pero no se queje!).
  • Compre flores frescas para sí mismo.
  • Cancele un compromiso por el que se sienta apenado por haber hecho.
  • Explore algún lugar de su ciudad o área con la que no esté familiarizado.

Y no olvide los viejos recursos para sentirse mejor; porque aún funcionan:

  • Dé una caminata.
  • Realice respiración profunda.
  • Medite.
  • Tome un baño caliente.
  • Coma bien.