Estornudos. Ojos acuosos y con comezón. Garganta irritada. Goteo nasal. Estos síntomas de alergia, ya sea que tenga uno, dos, o todos, pueden hacer que se sienta terriblemente mal y debilitado. El primer estornudo o cosquilleo en la garganta puede hacer que muchos de nosotros corramos a la farmacia más cercana en busca de antihistamínicos y otros medicamentos de venta libre. Pero, ¿existen remedios alternativos para aliviar las alergias?

Conocer las hierbas medicinales

Cuando pensamos en tratamientos alternativos, solemos pensar en hierbas exóticas con poderes sanadores. Pero, ¿cuáles se ha demostrado que realmente funcionan con la misma eficacia que los tratamientos convencionales, y cuáles son un engaño? Varios estudios de alcance limitado ayudan a echar luz sobre el efecto de las hierbas medicinales en el tratamiento de los síntomas de la alergia. Un estudio controlado con placebo comparó un comprimido combinado con contenido de Cinnamomum zeylanicum, Malpighia glabra y Malpighia glabra con un antihistamínico muy conocido, loratadina, en 20 pacientes con antecedentes de rinitis alérgica de, al menos, dos años. Los investigadores descubrieron que tanto la loratadina como el comprimido con combinación de hierbas redujeron los síntomas nasales.

Un estudio de alcance limitado al azar evaluó la eficacia de un tratamiento con hierbas chinas contra la rinitis alérgica. A 55 adultos con rinitis alérgica estacional se le administraron una cápsula con 18 hierbas medicinales (se desconocen las hierbas exactas) o un placebo. Los participantes tomaron las cápsulas tres veces al día durante ocho semanas. Tras ocho semanas, los que tomaron las hierbas medicinales chinas informaron un alivio significativo de los síntomas en comparación con quienes tomaron el placebo.

Otros medicamentos herbarios que pueden ser eficaces en el tratamiento de la rinitis alérgica son:

Uña de caballo

Estudios de mayor alcance demostraron que la hierba uña de caballo puede ayudar en el tratamiento de la rinitis alérgica. En un estudio doble ciego con 186 participantes con alergias estacionales, se estableció que la uña de caballo reduce los síntomas de la alergia en comparación con un placebo. En este estudio, de dos semanas de duración, los participantes recibieron una dosis de tres comprimidos estandarizados de uña de caballo al día, de un comprimido diario o un placebo. Los participantes que tomaron uña de caballo tuvieron mejores resultados, y los que tomaron la mayor dosis de esta hierba (tres comprimidos diarios) experimentaron beneficios significativamente mayores.

En otro estudio se comparó la uña de caballo con antialérgicos de venta libre y con un placebo. En el estudio doble ciego, 330 personas recibieron extracto de uña de caballo, el antihistamínico fexofenadina (Allegra) o un placebo. Se demostró que la uña de caballo y la fexofenadina son iguales de eficaces, y ambos tuvieron mayor eficacia que el placebo.

Pinchazos

Si no le tiene miedo a las agujas, la acupuntura puede ser una opción para usted entre los tratamientos alternativos contra las alergias. Antes de ir corriendo a un acupuntor, tenga en cuenta que la mayor parte de las revisiones sistemáticas de estudios sobre acupuntura establece que la evidencia de que la acupuntura alivie los síntomas es limitada o contradictoria. Sin embargo, un estudio de alcance limitado demostró que la acupuntura es más eficaz que la acupuntura falsa en casos de rinitis alérgica persistente. En el estudio, 80 pacientes al azar recibieron acupuntura tradicional o falsa dos veces por semana durante ocho semanas. Se tomaron puntajes de los síntomas nasales para evaluar la obstrucción nasal, los estornudos, y el goteo nasal y la picazón. Los participantes clasificaron los síntomas con un puntaje de 0 a 4, donde 0 equivalía a ningún síntoma, y 4, a síntomas muy fuertes. Los investigadores determinaron que los puntajes fueron menores en el caso de las personas tratadas con acupuntura tradicional.

Debajo de la lengua

Para algunas personas, las agujas son parte de la vida. Algunos tratan los síntomas de la alergia con vacunas antialérgicas. La idea de este tratamiento, conocido como inmunoterapia, es reducir los síntomas de la alergia e incrementar la inmunidad al alérgeno al exponer el cuerpo a pequeñas cantidades de dicha sustancia. Tradicionalmente, la exposición se realiza mediante la inyección de la sustancia alérgena en el brazo. Esto es muy eficaz en el tratamiento de la rinitis alérgica y tiene efectos secundarios mínimos cuando se realiza bajo la supervisión de un alergista.

Una alternativa a la inyección es colocar la sustancia debajo de la lengua. Este tratamiento se conoce como inmunoterapia sublingual (ITSL). Con la ITSL, la sustancia alérgena se coloca en forma de gotas debajo de la lengua. Los estudios sobre la eficacia de este tratamiento en casos de rinitis alérgica son variados, si bien en la mayoría se demostró que la ITSL alivia síntomas fuertes. Un estudio también afirma que puede ser útil para prevenir la aparición de nuevas alergias.

Puede tomar entre 2 y 3 años experimentar los beneficios de la ITSL. En el caso de las alergias a las gramíneas, la ITSL debe iniciarse al menos ocho semanas antes de la temporada de alergia a las gramíneas. La ITSL parece funcionar mejor cuando se la utiliza durante todo el año y año tras año. Por el momento, la ITSL no está aprobada en los Estados Unidos, pero los resultados son prometedores.

Esto quiere decir que existen alternativas para los que buscan alivio a las alergias fuera de los pasillos de la farmacia. Consulte con el médico antes de tomar remedios de hierbas. Algunos medicamentos herbarios pueden interactuar con los medicamentos que ya esté tomando u ocasionar efectos secundarios indeseables.