Los deportes al aire libre no tienen que dejar de practicarse sólo porque hace frío. De hecho, muchas personas que practican el excursionismo, andan en bicicleta, corren y obviamente los que esquían y caminan con raqueta de nieve disfrutan el frío estimulante de los meses de invierno.

Antes de que se dirija a un largo día de excursión en un clima realmente frío, tome las siguientes medidas para evitar la congelación y la hipotermia.

Manténgase Caliente y Seco Con Tres Capas de Ropa

  • Una capa externa hecha de material repelente al agua y a prueba de viento (por ejemplo, Goretex o nylon)
  • Una capa intermedia de lana o tela sintética (por ejemplo, Qualofil o Pile) para absorber el sudor y retener el aislamiento
  • Una capa sintética (por ejemplo, polipropileno o Capilene) la más ajustada a su piel para absorber la humedad causada por la transpiración

Es tan importante mantenerse seco como permanecer caliente, incluyendo evitar el sudor de su piel.

Cúbrase

Cubra su cabeza, cara y cuello con un sombrero (o capucha) y bufanda o pasamontañas. Puesto que las manoplas son más calientes, pero los guantes permiten mayor uso de sus dedos, intente ponerse guantes livianos bajo sus manoplas en caso que necesite usar sus manos. Y mantenga sus pies calientes y secos con dos pares de calcetines (hechos de lana o sintéticos).

Manténgase Hidratado

La deshidratación puede contribuir a la hipotermia. Beba suficiente agua y evite bebidas con alcohol y cafeína, debido a que pueden deshidratarlo.

Coma para el Calor

Su cuerpo necesita alimento para impulsar su ejercicio y generar calor corporal, así que no salga con el estómago vacío. Y lleve consigo suficientes refrigerios, como muesli, barras de energía, fruta y pan.

Mantengan en Observación Su Nivel de Energía

La fatiga puede contribuir a la hipotermia, así que permanezca atento a su nivel de energía y planifique la duración de su excursión de acuerdo a ello. Descanse cuando sea necesario y abandone la excursión si no está seguro de su resistencia.

Lleve a un Amigo

Un amigo puede ayudarlo en caso de que usted se canse y puede estar al pendiente de su cara, mejillas y oídos en caso de que se presenten signos de congelación. Realice "auto-revisiones" periódicas en áreas del cuerpo frías, húmedas y entumecidas, especialmente en su cara, pies y manos.

Elija Sus Días Con Prudencia

Las temperaturas bajo cero (32 °F) y las temperaturas ligeramente mayores acompañadas por los efectos de viento frío son factores de riesgo para la hipotermia y congelación. Esté al pendiente de los pronósticos del clima y planee sus actividades al aire libre para los días más cálidos sin nieve o lluvia.