Image for post preg fitness Si bien la actividad física es importante en cualquier momento de la vida, algunos estudios demuestran que el ejercicio puede mejorar realmente la salud general durante el posparto.

La llegada de un bebé a la casa es una gran conmoción, independientemente de las veces que lo haya vivido. El ejercicio regular ayuda a aliviar las tensiones que supone la llegada de un bebé. Otros beneficios incluyen:

  • Mejora la salud cardiovascular y la capacidad aeróbica.
  • Aumenta el nivel de energía.
  • Reduce la ansiedad y la depresión.
  • Evita quedar con sobrepeso en el posparto, lo que puede llevar a obesidad.

Preparación para hacer ejercicio en el posparto

¿Cuánto tiempo debe esperar para hacer ejercicio sin riesgos después de tener al bebé? Si bien es posible que pueda hacer ejercicios suaves a pocos días del parto, hable con su médico para saber cuándo le conviene volver a hacer actividad física sin restricciones. Si la mujer fue sometida a una cesárea, es probable que el médico le aconseje no iniciar la actividad física hasta que pasen, por lo menos, seis semanas del parto. Sin embargo, esto es aplicable a los ejercicios abdominales. Es posible hacer otros ejercicios durante períodos breves e ir aumentando el tiempo gradualmente. Vaya de a poco y escuche a su cuerpo. Los factores indicativos más importantes serán cómo se siente y su nivel de energía.

El embarazo y el parto provocan cambios físicos únicos. Durante el parto, por ejemplo, se estiran los músculos del suelo pélvico. Es importante fortalecer estos músculos en todo momento de la vida para evitar incontinencia e incluso prolapso de los órganos perineales. En caso de prolapso, los órganos de la pelvis se caen y descienden hasta salir por la vagina. Los ejercicios de Kegel , que consisten en contraer y relajar rítmicamente los músculos del suelo pélvico, son la mejor vía para fortalecer los músculos perineales. Pueden hacerse en cualquier momento y en cualquier lugar, incluso poco después del parto.

Cuando comience a hacer ejercicio, recuerde los siguientes consejos de seguridad:

  • No haga ejercicios intensos en un clima caluroso y húmedo ni con fiebre.
  • Evite sacudirse, saltar, hacer movimientos de rebote o cambiar de dirección bruscamente.
  • Haga un relajamiento después de cada rutina.
  • Interrumpa la actividad de inmediato y consulte a su médico si tiene dolor, mareos, aceleración cardíaca, dolor en el pubis o la espalda, hemorragias o palpitaciones.
  • Recuerde mantenerse bien hidratada.

Consejos para poder organizarse y hacer ejercicio

Si bien puede estar psicológicamente motivada para volver a ponerse en condiciones, la realidad de cuidar al recién nacido puede atentar contra sus buenas intenciones. Aquí encontrará algunos consejos que la ayudarán a incluir el ejercicio en la rutina diaria y mejorar la ejercitación:

  • Aumente el nivel de actividad de a poco, en la medida en que lo tolere.
  • Intercambie las tareas de cuidado del bebé con otras madres.
  • Compre un carrito para llevar al bebé.
  • Invierta en un equipo para hacer ejercicio en el hogar y algunos DVD con ejercicios.
  • Busque un gimnasio que tenga un servicio de guardería recomendable.