rerun image Las investigaciones confirman lo que ya sabe. “La cuenta, por favor” son algunas de las palabras del español que más nos hacen engordar. Cuanto mayor sea la frecuencia con la que consume alimentos preparados fuera de casa, más son las calorías que consume, menos saludables son las comidas y mayor es el peso.

Comemos afuera con demasiada frecuencia

En una época, comer por demás cuando se comía fuera de casa no representaba un problema grave, ya que ir a comer afuera no era algo de todos los días. En la actualidad, la mayoría de las personas come afuera o compra comida preparada a diario.

Ir a comer afuera se reservaba para ocasiones especiales. Como resultado, muchos de nosotros todavía tenemos la percepción de ese hecho como una oportunidad para derrochar. Pero cuanto más comemos afuera y derrochamos, mayor es la cantidad de calorías que se acumulan.

Los tamaños de las porciones importan

De hecho, las porciones de los restaurantes son más grandes de lo que eran en los tiempos en que las madres lucían un ramillete el Día de la Madre en el exclusivo restaurante familiar local. Tanto el tamaño del plato como el de la porción aumentaron de forma constante.

Con frecuencia, se dice que los restaurantes son los responsables de continuar aumentando el tamaño de las porciones y que deben comprometerse, en parte, a ayudar a que las personas coman menos, tal vez sirviendo porciones más pequeñas por menos dinero. Sin embargo, los consumidores equiparan volumen con valor, por lo que es difícil para los restaurantes en competencia servir menos comida.

Consejos para los que suelen a comer afuera

Entonces, ¿de qué sirve un restaurante donde se controle la cantidad de calorías? Después de todo, a muchas personas no les resulta fácil dejar de comer si están satisfechas pero aún tienen comida en el plato.

Algunos consejos para comer afuera incluyen lo siguiente:

  • Coma un aperitivo y comparta la entrada y el postre con la persona que lo acompaña; o bien, no coma el aperitivo o el postre.
  • Pregunte si hay porciones más pequeñas disponibles.
  • Pregunte si hay opciones sanas para sustituir la comida.
  • Antes de comenzar a comer, separe una porción de comida para llevársela a casa en una bolsa para sobras. No espere a ver lo que sobra.
  • Haga un esfuerzo consciente para no comer por demás cuando salga a comer con otras personas. Las personas comen más cuando comen con otros.
  • Pida que la mantequilla, el queso untable, los aderezos y las salsas se sirvan por separado para que pueda controlar la cantidad que va a utilizar.