HCA image for chemo and food Un diagnóstico de cáncer es una de las peores cosas que puede pasar en su vida. Pero la quimioterapia, lo único que se utiliza para tratar el cáncer, también puede ser aterrador. La quimioterapia lleva consigo varios efectos secundarios, uno de los más comunes es la dificultad para comer. Lo que se presenta a continuación son algunas estrategias para ayudarle a comer de manera saludable mientras recibe quimioterapia.

Cómo la Quimioterapia Afecta a la Alimentación

La quimioterapia actúa localizando y eliminando células que se dividen rápidamente, como las células cancerosas. Pero, otras células en su cuerpo también se dividen rápidamente, incluyendo las células que revisten el tracto gastrointestinal. Debido a esto, la quimioterapia puede tener un profundo impacto en su capacidad para comer. Algunos efectos secundarios de la quimioterapia que afectan su alimentación incluyen:

Sin embargo, comer bien es crucial para su recuperación. De hecho, la desnutrición se ha reportado como la causa de muerte hasta en un 20% de pacientes con cáncer. Obtener suficientes calorías y nutrientes mientras recibe quimioterapia puede ayudarlo con lo siguiente:

  • Sentirse mejor
  • Mantener fuerza y energía
  • Mantener el peso
  • Tolerar los efectos secundarios relacionados con el tratamiento
  • Disminuir el riesgo de sufrir infecciones
  • Sanar y recuperarse más rápido
  • Estimular su inmunidad

Consejos para Comer

A veces, podría parecer casi imposible comer cuando está recibiendo quimioterapia. Las siguientes sugerencias podrían ayudarle a obtener muchos de los nutrientes y calorías que necesita, mientras se reducen otros efectos secundarios como náusea y vómito.

"El mejor consejo para los pacientes que reciben quimioterapia es alimentarse con comidas más pequeñas y frecuentes con alimentos tolerados fácilmente," dice Claire Saxton MS RD, quien trabajó como una nutrióloga en oncología con el Dana Farber Cancer Institute in Boston, MA. "Los alimentos que egordan, grasosos y picantes," nota Saxton "podrían no tolerarse bien, así que les indico a mis clientes que eviten estas opciones."

Es importante notar que las sugerencias de nutrición para una persona que recibe quimioterapia pueden ser muy diferentes de las que se recomiendan para una diaria alimentación saludable. Saxton explica, "Algunos pacientes necesitan un recordatorio de que éste es un momento muy diferente para sus cuerpos" ellos pueden y deben arrojar desde la ventana algunas de las reglas de alimentación saludables. Yo recomiendo no optar por alimentos con calorías y grasas reducidas o alimentos bajos en calorías,y en su lugar optar por las opciones completamente sin descremar cuando compren queso, leche y otros alimentos."

La mayoría de los medicamentos de quimioterapia causan algún grado de pérdida de apetito, que puede variar desde leve hasta severa e incluso llevar a la desnutrición. Generalmente, el cambio en el apetito es temporal y el apetito deberá regresar una vez que haya terminado la quimioterapia.

Hasta que esto suceda, intente algunos de estos consejos:

  • Coma pequeñas comidas cada 1-2 horas, en lugar de las tradicionales tres comidas grandes al día
  • Consuma alimentos altos en proteína y bajos en calorías
  • Agregue calorías y proteínas adicionales a las comidas usando ingredientes como:
    • Leche en polvo
    • Proteína en polvo
    • Mantequilla de maní
    • Mantequilla
    • Miel, mermelada y azúcar
    • Queso y queso crema
    • Crema batida
  • Use suplementos líquidos que estén preparados especialmente con nutrientes adicionales (encontrados en la mayoría de las tiendas de alimentos)
  • Beba malteadas, licuados, leche y sopa si tiene problemas para masticar y comer alimentos sólidos
  • Coma alimentos suaves que sean fáciles de masticar y deglutir, como:
    • Frutas suaves (plátanos, puré de manzana, sandía, durazno y peras)
    • Queso cottage
    • Puré de papas
    • Macarrones y queso
    • Natillas y pudines
    • Huevos revueltos
    • Harina de avena u otros cereales cocinados
  • Comidas de suplementos con refrigerios que sean ricos en proteínas y calorías, como:
    • Nueces
    • Queso (suave, duro y cottage)
    • Aguacate untado en pan tostado y galletas saladas
    • Huevo duro
    • Helado
    • Yogur sin descremar
    • Leche con chocolate
  • Intente obtener al menos un tercio de sus calorías en el desayuno, ya que esto podría ser la comida más tolerable del día
  • Evite beber líquidos con las comidas para prevenir que se sienta satisfecho por los líquidos (continúe bebiendo líquidos en todo lo que resta del día)
  • Coma con otras personas, en un ambiente agradable

La náusea y vómito son efectos secundarios conocidos de la quimioterapia. Si usted también los está experimentando, hable con su doctor. Hay varios medicamentos antieméticos (medicamentos que previenen o alivian la náusea y el vómito) que se pueden utilizar antes de que aparezcan sus síntomas.

Algo que puede hacer para ayudar a controlar la náusea y el vómito incluyen:

  • Comer antes del tratamiento de quimioterapia.
  • Evitar los alimentos que sean propensos a provocar náusea, como alimentos picantes, grasosos o con olores fuertes.
  • Consumir comidas pequeñas.
  • Tomar líquidos lentamente durante todo el día.
  • Comer alimentos suaves y secos como galletas saladas, pan tostado y palitos de pan durante todo el día.
  • Sentarse o acostarse con la parte superior de su cuerpo levantado durante una hora después de comer.
  • Evitar comer en la habitación donde se preparó el alimento; el olor podría ser demasiado fuerte.
  • Evitar comer en una habitación que esté demasiado caliente.
  • Enjuaguar su boca antes y después de comer.
  • Chupar caramelos macizos, como pastillas de menta o gotas de limón, si tiene un mal sabor en su boca.

Además, el apoyo social es crítico para su recuperación. Aproveche la amabilidad de otras personas. Recuerde que usted está luchando por su vida; permita que su familia y amigos le ayuden. Pida ayuda para comprar los comestibles, preparar la comida y para hacer la limpieza. Si no tiene a nadie quien le ayude, investigue fuentes en su área, como un centro de ayuda comunitaria, grupos de apoyo, iglesias locales, centros de servicio social y centros para jubilados.

Si usted está teniendo problemas para comer, Saxton sugiere que pida a su oncólogo una canalización a un nutriólogo certificado (RD). Un RD puede ayudarle a desarrollar planes de alimentación que podrían tolerarse mejor, mientras proporcionan calorías y nutrientes.

Una Nota Final (pero Importante)

Cuando se someta al tratamiento para el cáncer, usted puede desarrollar un sistema inmunológico débil. Evitar enfermedades transmitidas por los alimentos es importante. Para ayudar a prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos lea lo siguiente:

  • Lave todas las frutas y verduras perfectamente, incluso si usted planea quitarles la cáscara.
  • Lave sus manos y las superficies donde prepara los alimentos antes y después de prepararlos, especialmente después de manipular la carne cruda.
  • Descongele la carne en el refrigerador y no en el mostrador de la cocina.
  • Asegúrese de cocer la carne y los huevos perfectamente.
  • Evite comer mariscos y sushi crudos.
  • Utilice sólo cidras y jugos pasteurizados y procesados así como leche y queso pasteurizados.

Y recuerde, sus doctores podrían tener algunos consejos propios que pueden ser útiles y ayudarle a tratar estos problemas de nutrición. Hay varios medicamentos recientes disponibles que pueden estimular su apetito, reducir la náusea y generalmente levantar su estado de ánimo.