image for food allergy articleLa salmonela y E. coli se han vuelto las causas más conocidas de la intoxicación alimentaria gracias en parte a los recientes brotes en los Estados Unidos. Los brotes relacionados a la espinaca empaquetada y un segundo relacionado con la salsa causaron una búsqueda masiva por parte de los Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Su meta fue intentar determinar y contener la procedencia de las enfermedades.

Una búsqueda es un proceso complicado. A los alimentos se les lleva un registro desde las rutas del huerto hasta el procesamiento, empaque, almacenamiento en tiendas y finalmente hasta los hogares o restaurantes. La salmonela y E. coli son chivos expiatorios populares. De hecho hay muchos tipos diferentes de bacterias, parásitos o virus que causan enfermedades. Ellos pueden y han sido recogidos a lo largo de toda la ruta de suministro de alimentos. Además, los químicos venenosos o agentes también pueden entrar a los alimentos causando enfermedades. Entonces, ¿podemos confiar en cualquier comida?

¿Por qué Preocuparse?

Quizás ha tenido una enfermedad relacionada con la comida en el pasado. Aunque fue desagradable, usted sobrevivió. Para mucha gente, intoxicación alimentaria causa una enfermedad menor y normalmente dura un par de días. La enfermedad podría causar diarrea, vómito, calambres y quizás un fuerte deseo de evitar ciertos alimentos en el futuro. Sin embargo, algunos casos pueden ser mucho más serios y causan discapacidades o la muerte. Las mujeres embarazadas están en riesgo de defectos congénitos severos o abortos espontáneos. La gente con problemas del sistema inmune también son más propensos a tener complicaciones serias.

Hay varios métodos para ayudar a disminuir la posibilidad de contraer estas enfermedades. Muchos de los procesos empezaron de nuevo hace más de cien años. La pasteurización y los estándares de seguridad en la preparación de comida y enlatados son sólo algunos ejemplos. Otros procesos como la irradiación de comida son métodos más recientes. Pero la naturaleza de los agentes contagiosos y del procesamiento de comida pueden no permitir una seguridad total. Los individuos también necesitan estar conscientes y desempeñar su papel al disminuir sus riesgos.

Reloj de Alimentos

Los esfuerzos de las agencias tales como la CDC están vigentes. Constantemente están trabajando para identificar y contener la procedencia de las intoxicaciones alimentarias. Mientras tanto las bacterias, los virus y parásitos están evolucionando y encontrando nuevas maneras para prosperar. A medida que los alimentos llegan de áreas nuevas y se intentan nuevos embalajes y métodos de procesamiento, la posibilidad de nuevas enfermedades puede presentarse. Para añadir al problema, los diferentes países tienen estándares del cuidado de alimentos y ejecuciones diferentes. Los Estados Unidos han observado problemas serios de los alimentos importados de otros países.

En los Estados Unidos, los departamentos de salud pública observan los casos de intoxicaciones alimentarias. Las similitudes en la causa de infección se notan. Un brote de enfermedades similares puede indicar un problema más sistémico. En promedio, los departamentos de salud locales y estatales investigan aproximadamente de 400 a 500 brotes de intoxicaciones por alimentos cada año. Al seguirle la pista a los brotes, cualquier agente contagioso nuevo puede rastrearse. Inmejorablemente, el problema será encontrado antes de que contagie a más personas. Los retiros de alimentos del mercado o el cierre de restaurantes a menudo son los primeros pasos.

Los investigadores buscarán la bacteria particular, el virus o el parásito que causa la enfermedad. El infractor tendrá una firma específica de ADN. Esto ayudará a los investigadores a coincidir en los vínculos comunes incluso si el alimento fuera distribuido por todo los Estados Unidos. Una vez que se encuentre un culpable particular se identifica un vínculo alimenticio posible. Al alimento se le dará de nuevo un seguimiento a través de la preparación, distribución y crecimiento hasta que se encuentre la contaminación. Este proceso puede llevar algún tiempo y volverse muy complejo.

Donde Todo Comienza

La infección puede comenzar en la granja. La contaminación de alimentos puede empezar por medio de la irrigación con agua contaminada. Esto fue el caso del brote de la espinaca y E.coli. La única variedad de E.coli encontrada en la espinaca fue encontrada en un arroyo cercano. Las enfermedades también se transmiten a través de los animales enfermos. Los mariscos pueden contaminarse por la bacteria en el agua infectada por medio de la contaminación. Los animales domésticos en cuartos estrechos pueden fácilmente propagar los contaminantes.

El procesamiento de comida también puede ser un semillero de infecciones. Otra vez, el agua usada para procesar los alimentos puede estar contaminada. Cuando el agua se usa para lavar alimentos puede contaminar grandes cantidades de alimentos. Las carnes rojas y la carne de ave pueden contaminarse a través del proceso de matanza. Un animal enfermo puede contaminar grandes lotes cuando la carne se mezcla. Los contaminantes de hecho son más propensos a venir de fuentes animales.

El contacto humano durante el procesamiento del alimento también puede introducir la infección. Si una persona que manipula alimentos tiene un virus o bacteria puede transmitir la enfermedad no lavándose las manos. Las superficies y los utensilios de cocina también plantean una oportunidad fácil de contaminarse. Si las superficies o utensilios no se lavan en la preparación de comida, los materiales contagiosos pueden propagarse por toda la comida. Mientras que algunos alimentos se cocinan lo suficiente para matar al material contagioso, otros expuestos a éstos se sirven crudos.

Finalmente para enfermarlo, la bacteria necesita multiplicarse. Por ejemplo, cuando el alimento se deja afuera por periodos largos de tiempo, crea una situación ideal para que las bacterias florezcan. El alimento provee el material contagioso con "comida" y la temperatura cálida le permite multiplicarse fácilmente. La refrigeración mantendrá a la mayoría del material contagioso a raya.

Calor, Frío y Limpieza

Hay un número de pasos que están fuera de su control y de hecho pasan mucho antes de que aún toque su alimento. ¿Qué debe hacer una persona? De hecho hay algunos medidas básicas que pueden ayudarle de manera importante a bajar su riesgo de intoxicación alimentaria:

  • Cocine el alimento a fondo particularmente huevos, carne roja y carne de ave.
    • Los huevos deben cocinarse hasta que la yema esté firme.
    • Use un termómetro para asegurar que la carne roja y la carne de ave estén bien cocidas.
    • Mire en el empaque o en la mayoría de los termómetros las temperaturas recomendadas.
  • Mantenga las sobras refrigeradas. Las sobras no deben dejarse afuera durante más de cuatro horas.
  • Lave las frutas y verduras antes de comer.
  • Lave sus manos antes de preparar una comida.
  • Evite las actividades como cambiar el pañal de un bebé mientras prepara comida.
  • Mantenga el alimento separado mientras prepara la comida.
  • Lave los utensilios de cocina y superficies entre los alimentos.
  • Cuando cene fuera de casa, verifique la valoración del departamento de salud de su restaurante.
  • También cuando salga a cenar fuera, pida que su comida esté cocida apropiadamente.
  • Verifique si los alimentos con huevos, como los omelettes, están hechos con huevos pasteurizados.

Alimento para el Pensamiento

Como siempre una de las mejores maneras para proteger su salud es tomar las medidas personales como las que se enlistaron anteriormente. Las agencias gubernamentales y los proveedores de alimentos están trabajando en maneras para disminuir la cantidad de contaminación. Las nuevas tecnologías tales como la irradiación han tenido algunos resultados prometedores pero han creado otras preocupaciones.

Si tiene una enfermedad crónica conozca qué comidas plantean riesgos mayores y sea concienzudo de la preparación de comida segura. Si está embarazada, hay ciertos alimentos que es mejor que evite. Si es más susceptible, es mejor evitar las siguientes comidas que tienen material infeccioso:

  • Sushi y otros pescados crudos, especialmente los mariscos
  • Leches y jugos sin pasteurizar
  • Carnes listas para comer: hot dogs o embutidos
  • Quesos suaves, a menos que estén etiquetados como los que están hechos de leche pasteurizada
  • Patés refrigerados o pasta de carne
  • Mariscos ahumados refrigerados (son seguros si se cuecen)
  • Huevos crudos
  • Frutas y verduras sin lavar

Aunque no todos los alimentos que se enlistaron causan enfermedad, plantean riesgos más altos que otros alimentos.