Panorama general

El programa Jenny Craig se diseñó con la ayuda de un panel de asesoría médica y un equipo de dietistas matriculados. Los objetivos de este programa son ayudar a los clientes a desarrollar una relación saludable con los alimentos, vivir estilos activos de vida y encontrar equilibrio en su vida. En esta dieta, usted comienza a comer principalmente cocina Jenny Craig, complementada con algunos alimentos saludables por su cuenta, pero el objetivo final es hacer que usted planee y prepare sus propias comidas.

¿Cómo se supone que funciona esta dieta?

La dieta Jenny Craig le ayuda a perder peso al limitar su consumo de calorías y aumentar la actividad física y mantener la motivación. Cuando usted esté comiendo principalmente alimentos empaquetados previamente Jenny Craig, no tiene que preocuparse sobre tamaños de porciones y su consumo de calorías se mantiene bajo control. Pero una vez que comience la transición a alimentos "regulares" necesitará saber controlar su consumo de calorías por su cuenta.

¿Qué implica?

El programa Jenny Craig comienza con un plan alimenticio de 28 días que consiste en comer principalmente alimentos Jenny Craig empaquetados previamente que están complementados con productos frescos como frutas, verduras, granos integrales, grasas saludables para el corazón y productos lácteos sin grasa. Los planes alimenticios diarios incluyen tres comidas más un bocadillo y un postre en la noche sumando un total de entre 1.200 y 1.500 calorías. Después de un cierto punto en este programa, usted comenzará a preparar sus propias comidas, usando recetas proporcionadas por Jenny Craig.

El programa también incluye una sesión de orientación semanal en persona o por teléfono. Esta sesión tiene como objetivo brindarle apoyo para seguir con el plan y educar acerca de hábitos de peso saludable, como practicar el control de porciones, hacer ejercicios en forma regular y mantener su mentalidad en perder peso.

Existen diferentes versiones de este programa. Las dos principales: basada en el centro y basada en el hogar. El programa basado en el centro incluye visitas semanales con un consultor capacitado de Jenny Craig en una de sus 650 ubicaciones en los Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico. Estas visitas incluyen pesarse en privado, así como la oportunidad de seleccionar y adquirir sus alimentos Jenny Craig. La versión basada en el hogar implica sesiones telefónicas semanales con un consultor de Jenny Craig, así como entrega de alimentos. Ambos programas afirman que su experto individual abordará sus problemas clave y personalizará el programa para usted. También existen variaciones en el programa para diferentes grupos de personas: hombres, ‘plata’ (adultos mayores), tipo 2 (diabetes) y adolescentes.

Después de elegir entre el programa basado en el centro o en el hogar, puede elegir entre el plan Jenny Rewards o Jenny Tune Up. El plan Jenny Rewards es un programa de 12 meses que incluye:

  • Descuentos en alimentos de hasta 35%
  • Menús planeados y personalizados
  • Actividad personalizada y planes motivacionales
  • Descuentos en productos
  • Un perfil personalizado
  • Consultas en persona
  • Manuales y pautas para el éxito en la pérdida de peso
  • Apoyo en el mantenimiento de peso
  • Apoyo en línea (incluso tablas de mensajes y chats en vivo, planeador personal de menús, rastreador de pérdida de peso y hoja informativa semanal de consejos)
  • Apoyo de atención al cliente 24/7

El plan Jenny Tune Up está diseñado para personas que solo tienen que perder una pequeña cantidad de peso y consta de:

  • Menús planeados y personalizados
  • Actividad personalizada y planes motivacionales
  • Consultas en persona
  • Manuales y pautas para el éxito en la pérdida de peso
  • Apoyo en línea (incluso tablas de mensajes y chats en vivo, planeador personal de menús, rastreador de pérdida de peso y hoja informativa semanal de consejos)
  • Apoyo de atención al cliente 24/7

El costo del programa Jenny Craig varía, pero sus sitios web anuncian que usted puede bajar algo menos de 6 kilogramos por solo $12 dólares, más el costo de los alimentos. El costo de los alimentos varía de $85 a $120 dólares a la semana.

¿Qué dice la investigación?

Si bien no hay estudios que analicen específicamente el programa Jenny Craig, la dieta en sí se basa en una nutrición sólida. Los planes de alimentos están diseñados por dietistas registrados y cumplen con las pautas nutricionales del Departamento de Agricultura de los EE. UU.

¿Existen preocupaciones sobre esta dieta?

El costo de los alimentos en este programa es alto si usted también tiene una familia que alimentar. Pero si solo va a comprar para usted mismo, entonces podría tener sentido cuando toma consideración sobre cuánto gastaría normalmente en provisiones o comiendo fuera.

Otra inquietud es que los consultores de pérdida de peso de Jenny Craig no tienen una capacitación formal en nutrición o modificación del comportamiento. En consecuencia, si bien afirman ser expertos, es posible que no tengan muchos conocimientos en estas áreas.

Pero la principal preocupación con este programa es que la dieta, que consiste principalmente en comidas empacadas previamente, se vuelve aburrida rápidamente y sea difícil de seguir. Y aunque uno de los objetivos del programa es hacer que los clientes preparen su propia comida saludable, parte del atractivo del programa en primer lugar es que usted no tiene que hacer esto. Por lo tanto, muchas personas ven a Jenny Craig como una manera fácil de bajar de peso y lo abordan con flojera, pero en realidad no piensan en el mantenimiento a largo plazo de esta pérdida de peso. Debemos decir a su favor, que el programa ha agregado consejos motivacionales y orientación personalizada por esta misma razón.

Conclusión

En general, Jenny Craig es un programa saludable de pérdida de peso que puede ser adecuado para usted si no le importa vivir de alimentos empacados previamente durante un tiempo. Este programa es especialmente bueno si usted tiende a responder mejor con la motivación y la orientación de un consejero; frente a la automotivación para seguir un plan por sí mismo. El éxito de esta dieta a largo plazo depende de qué tan bien hace una transición a planear y preparar sus propios alimentos saludables, y qué tan bien mantiene sus hábitos recién desarrollados como el practicar ejercicio regularmente.