Los dos lados de los alimentos a la parrilla

Los alimentos asados a la parrilla generalmente se consideran comida sana porque se cocinan sin grasa. Por ejemplo, una pechuga de pollo típica de alrededor de 113 gramos cocinada a la parrilla contiene aproximadamente siete gramos de grasa, mientras que una porción de 113 gramos de pollo frito en un restaurante de comida rápida contiene aproximadamente 17 gramos de grasa.

Cuando se trata de preparar alimentos, la parrilla es una opción más saludable. En los últimos años, ha surgido la inquietud de que la parrilla aumenta el riesgo de ciertos cánceres. Los compuestos que genera la parrilla, llamados aminos heterocíclicos (HCA) e hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH), son el resultado de la cocción de las carnes a alta temperatura. En este momento, no está claro si alguno de estos compuestos aumenta el riesgo de cáncer. Cuestionarios detallados por funcionarios de salud pública sugieren que este es el caso, pero no hay evidencia que pruebe que esto sucede fuera de los estudios controlados en animales.

Parrilla sana

Debido a que no existe un vínculo establecido entre asar a la parrilla y el riesgo de cáncer, ninguna organización ha generado pautas para asar de manera segura. Eso no significa que usted no pueda tomar el asunto en sus propias manos. Puede tomar algunas medidas para disminuir su riesgo de exposición a estos químicos que pueden causar cáncer:

  • Elimine la grasa. Los PAH se forman cuando la grasa gotea sobre los carbones encendidos. Las llamas y el humo vuelven a depositar los PAH sobre los alimentos. Para reducir al mínimo la formación de PAH, elimine tanta grasa como pueda de la carne.
  • Marine. Los HCA se producen cuando la carne se asa o cocina a altas temperaturas y se quema. Algunos estudios sugieren que marinar la carne antes de asarla a la parrilla puede reducir la formación de HCA.
  • Precocine. Coloque la carne en el microondas para cocinarla parcialmente antes de asarla a la parrilla.
  • Use cortes de carne más pequeños. Los cortes más pequeños tardan menos en asarse. También puede dar vuelta la comida con frecuencia, lo que puede acortar aún más el tiempo de cocción.
  • Elimine las partes carbonizadas. Después de asar a la parrilla, corte las partes carbonizadas de la carne.
  • Coma frutas y verduras. Agregue variedad a sus comidas al asar frutas y verduras a la parrilla en lugar de carne. Las verduras no producen HCA.

Parrilla segura

Siga estas pautas de preparación segura de alimentos durante su siguiente aventura en la parrilla:

  • Lave sus manos y las superficies con frecuencia. De esta manera, se puede prevenir la contaminación cruzada de bacterias, como la infección por ( E. coli).
  • Use platos separados. Use una tabla para cortar para la carne cruda y una limpia para otros alimentos para reducir el cruce de bacterias. Asegúrese de usar platos, utensilios y bandejas separados para alimentos crudos y cocidos. Por ejemplo, si los trozos de carne crudos se llevan en una bandeja y las pinzas se usan para colocarlos en la parrilla, debe usar una nueva bandeja y pinzas limpias para retirar la carne cocida de la parrilla cuando esté hecha.
  • Mantenga las temperaturas adecuadas. Las carnes deberían estar refrigeradas mientras se están marinando y hasta el momento de ser cocidas. Cuando comience la parrillada, asegúrese que la temperatura interna de las carnes sea la adecuada para matar las bacterias. Use un termómetro para carne para controlar las temperaturas internas. Las sobras se deben refrigerar inmediatamente y se deben desechar si se han dejado más de una hora a altas temperaturas.

Los siguientes son algunas temperaturas internas mínimas seguras para los alimentos:

AlimentoTemperatura
Carne de aves entera cocida165 °F
Pechugas de pollo cocidas165 °F
Carne molida cocida160 °F
Carne de res, ternera, asados de cordero y chuletas145 °F a 160 °F
Todos los cortes de carne de cerdo cocida145 °F

Asegúrese de dejar reposar la carne durante tres minutos, como mínimo, después de retirarla de la parrilla.

Una simple comida a la parrilla

Con los pasos básicos para asar bien aprendidos, ¡pruebe esta gran comida cocida principalmente a la parrilla en solo una hora!

Comience con 500 gramos a un kilo de carne marinada con algún adobo comercial. O bien, pruebe su propia marinada al mezclar los siguientes ingredientes:

IngredientesMedidas
Aceite para cocinar1/3 de taza
Salsa de soya1/3 de taza
Vinagre de vino tinto1/3 de taza
Jugo de limón2 cucharadas soperas
Salsa inglesa1 cucharada sopera
Mostaza seca1 cucharadita
Ajo2 dientes
Pimienta1/4 de cucharadita

Coloque la mezcla en una bolsa plástica grande, selle y cubra todos los lados de la carne. Colóquela en el refrigerador y déjela marinar durante al menos una hora o durante toda la noche. Cocine al menos cinco minutos de cada lado hasta el grado de cocción deseado. Corte el bistec en diagonales transversales en rebanadas delgadas antes de servir.

Retire la cáscara de la mazorca de maíz. Coloque las mazorcas en una hoja de papel de aluminio pesado. Cúbralas con varias porciones de mantequilla y tres cucharadas de agua. Envuelva las mazorcas en papel aluminio y selle el papel aluminio ajustadamente en la parte superior para mantener la mantequilla y la humedad mientras se cocinan. Caliente en la parrilla durante al menos 30 minutos o hasta que estén tiernas.

Tome una barra de pan italiano o francés y rebánelo en rebanadas de dos o tres centímetros. Caliente 1/8 de taza de mantequilla y mezcle con 1/8 de aceite de oliva. Mezcle con varios dientes de ajo picado, 1/4 de cucharadita de pimienta, 1/4 de cucharadita de orégano y 1/3 de taza de queso parmesano. Unte la mezcla en las rebanadas de pan. Coloque la barra de pan en papel aluminio y selle los extremos para mantener la humedad. Caliente durante 20 minutos aproximadamente.

IngredientesMedidas
Mantequilla derretida1/4 de taza
Azúcar morena2 cucharadas soperas
Lima fresca para cáscara de lima rallada y jugo de lima1 lima fresca
Canela1 cucharadita

Use cualquier fruta fresca cortada en piezas de dos o tres centímetros como piña, manzanas, nectarinas, melón, plátanos o fresas enteras grandes. En un tazón pequeño, revuelva la mantequilla o margarina derretida, el azúcar morena, la cáscara de lima rallada, el jugo de lima y la canela hasta que se disuelva el azúcar. Ensarte la fruta de manera alternada en brochetas de metal. Barnice las brochetas con la mezcla de mantequilla o margarina y colóquelas en la parrilla. Ase a la parrilla durante unos seis a ocho minutos, volteándolas con frecuencia y aplique bastante mezcla de mantequilla con una brocha hasta que la fruta comience a dorarse y esté caliente.