Si está perdiendo el cabello, existen opciones quirúrgicas para restaurar lo que los factores hereditarios se han llevado. El procedimiento utilizado debe ajustarse al paciente y producir como resultado un aspecto natural.

¿Qué es la cirugía de reemplazo de cabello?

La cirugía de reemplazo de cabello consiste en tomar tiras de cuero cabelludo con cabello de la parte trasera y los laterales de la cabeza, convertir las tiras en injertos y luego trasplantar estos injertos con cabello a las zonas de calvicie. Debido a que el cabello trasplantado es suyo, las probabilidades de rechazo son mínimas. El trasplante de este cabello, denominado cabello donante, no modifica la capacidad del cabello para crecer ni su color.

¿Quién es un buen candidato?

Los mejores candidatos son hombres calvos en una proporción relativamente pequeña del cuero cabelludo y que tienen una gran zona de cabello donante. El color, textura y ondulación o rulos del cabello también pueden afectar el resultado de la cirugía.

¿Cómo se hace la cirugía?

Los médicos pueden lograr resultados naturales mediante el trasplante de pequeños injertos llamados microinjertos de cabello en la zona de calvicie en grupos de uno, dos y tres folículos pilosos. Los injertos se colocan juntos y el resultado es un crecimiento más denso del cabello que luce más natural.

Además de los injertos, existen otros procedimientos para la restauración del cabello. Por ejemplo, la reducción del cuero cabelludo es un método quirúrgico que puede reducir eficazmente la calvicie en el hombre. Según la Sociedad Internacional de Cirugía para Restauración del Cabello (SICRC), se suele hacer antes de la cirugía de reemplazo de cabello. En este procedimiento, a los pacientes con una buena cantidad de cabello denso en los laterales y la parte trasera del cuero cabelludo, se les estira el cuero cabelludo hacia arriba para cubrir la mayor superficie posible de la zona de calvicie, lo cual deja menos superficie en la que se tienen que realizar injertos de folículos pilosos. Sin embargo, la SICRC advierte que puede haber complicaciones con este procedimiento, como formación de cicatrices, encogimiento de la zona de calvicie y cicatrización de apariencia antinatural denominada deformidad en forma de ranura.

El colgajo de cuero cabelludo es otro procedimiento que involucra trasladar segmentos completos de cuero cabelludo con cabello hacia la zona de calvicie. Los pacientes con calvicie frontal son candidatos ideales, ya que este procedimiento ofrece reconstrucción inmediata del nacimiento del cabello. Un tipo diferente de colgajo de cuero cabelludo, llamado estiramiento de cuero cabelludo, se usa para tratar la pérdida de cabello en la coronilla. Este procedimiento involucra trasladar el cabello del borde de los laterales y parte trasera hacia el centro de la zona de calvicie siguiendo un patrón con forma de U. Se utiliza en combinación con el trasplante de cabello y puede lograr buenos resultados.

¿Qué puede esperar?

Después del procedimiento, se formarán pequeñas costras en los sitios de injertos de cabello y donante. Si tiene suficiente cabello alrededor, las costras quedarán camufladas mediante un peinado cuidadoso y generalmente desaparecen en una semana. Por lo general, el cabello injertado se cae en seis semanas antes de que vuelva a crecer cabello nuevo a un ritmo de un centímetro y medio por mes.

Una decisión a consciencia

Si está considerando la cirugía de reemplazo de cabello, debe entender que los médicos solo pueden trabajar con la cantidad de cabello donante que tiene el paciente. Elija al médico en virtud de sus certificaciones en dermatología o cirugía cosmética, cantidad de años de experiencia y referencias de pacientes y peluqueros. Si usted es un buen candidato, es posible que vuelva a tener una cabellera completa.