La depresión, una vez catalogada como enfermedad de la mujer, está siendo reconocida con más frecuencia en los hombres. De acuerdo con the National Institute of Mental Health, más de 6 millones de estadounidenses hombres padecen depresión cada año.

La depresión de los hombres podría incluir síntomas que se creen que no son los usuales a los síntomas clásicos de la depresión. Como resultado, la depresión puede ser difícil de reconocer en los hombres. Entonces los doctores podrían se menos propensos a sospechar de ella como la causa de las dolencias de un hombre. También los hombres podrían no estar dispuestos a admitir que padecen depresión. El padecimiento podría ser visto como una marca negativa para la masculinidad en los hombres que quieren preservar la imagen de tenacidad y resistencia.

Los Síntomas Relacionados Con la Depresión Masculina

  • Consumir alcohol o drogas para automedicarse
  • Trabajar excesivamente largas horas
  • Ver la televisión durante mucho tiempo
  • Volverse irritable o enojado
  • Volverse violento hacia sí mismo u otras personas
  • Crear conflictos
  • Actuar abierta o secretamente hostil
  • Realizar conductas arriesgadas
  • Tener relaciones extramaritales

Síntomas Clásicos de Depresión

Además de los síntomas relacionados con el hombre, también los hombres podrían experimentar los síntomas clásicos:

  • Estado de ánimo persistente de tristeza, ansiedad o "vacío"
  • Sentimientos de desesperanza, pesimismo
  • Sentimientos de culpa, falta de valor, impotencia
  • Pérdida del interés o placer en pasatiempos y actividades que solía disfrutar, incluyendo el sexo
  • Disminución en la energía, fatiga, decaimiento
  • Dificultad para concentrarse, recordar, tomar decisiones
  • Insomnio, vigilia a horas muy tempranas de la mañana o sueño prolongado
  • Pérdida del apetito y/o peso o alimentación excesiva y aumento de peso
  • Inquietud, irritabilidad
  • Síntomas físicos persistentes que no responden al tratamiento, tales como dolores de cabeza, trastornos digestivos y dolor crónico
  • Pensamientos de muerte o suicidio; intentos de suicidio

La depresión que no se trata se ha relacionado con el suicidio. Los hombres mueren por suicidio cuatro veces más que las mujeres, aunque las mujeres realizan más intentos suicidas. Esto podría relacionar el hecho de que las mujeres buscan más ayuda que los hombres. También, los hombres tienen más acceso a las armas de fuego. Las pistolas se utilizan más que otro método para llevar a cabo el suicidio (representando el 58% de todas las muertes por arma de fuego en los Estados Unidos).

Los pensamientos suicidas son una emergencia. Alguien que está planeando suicidarse presenta lo siguiente:

  • Referirse a sí mismo como una mala o terrible persona
  • Exhibir desesperanza en oraciones tales como "Ya no seré un problema más," "No me verás de nuevo" o "No vale la pena"
  • Regalar o tirar pertenencias importantes
  • Decir "Voy a matarme," o "Voy a suicidarme" (Estas amenazas siempre se deben tratar seriamente, incluso si cree que la persona sólo está siendo manipuladora.)
  • Tener alucinaciones o pensamientos extraños

Si usted o alguien que conoce tiene pensamientos suicidas, llame a 1-800-SUICIDE (1-800-784-2433) ó 1-800-273-TALK (1-800-273-8255).

La Importancia de Conseguir Ayuda

Dos terceras partes de las personas que sufren de depresión no buscan ayuda. Sin embargo, es crucial que la depresión se diagnostique y trate. De las personas que buscan tratamiento, el 80% experimenta mejoría considerable y lleva una vida productiva.