Durante su estadía en el hospital, algunos pacientes deben estar aislados de otros pacientes, así como del personal del hospital y de los visitantes, debido a su enfermedad. Esto se debe a que tienen en el cuerpo microorganismos nocivos que podrían infectar a otras personas. En los hospitales, donde hay muchos enfermos, es muy importante prevenir la propagación de esta clase de microorganismos. La razón de esto es que, para una persona que ya está enferma, puede ser más difícil luchar contra una nueva infección.

Es posible que el médico haya indicado que requiere aislamiento por cuarentena. Esto no es un castigo. El médico y el personal solo intentan protegerlo a usted y a los demás. Sin embargo, el aislamiento puede ocasionar sentimientos de desaliento o soledad. Conocer más sobre el aislamiento de contacto puede ayudarlo a afrontar mejor su situación.

Clases de aislamiento por cuarentena

Existen varios tipos de aislamiento por cuarentena. Por ejemplo, si tiene una infección que se propaga a través de la humedad ambiente, las personas que entren en su habitación deberán llevar bata, guantes y máscaras. Si tiene una infección que se propaga mediante el tacto, es posible que las personas que entren en la habitación solo deban llevar batas y guantes.

El personal puede tomar otras medidas para prevenir el contagio de infecciones a otras personas. Estas podrían incluir:

  • Limpiar con frecuencia todas las superficies y los equipos
  • Mantener únicamente los muebles, suministros y equipos necesarios en la habitación
  • Abastecer el lavabo con productos para la higiene de manos (por ejemplo, desinfectante de manos, jabón, toallas de papel y guantes)
  • Colocar un letrero de aislamiento en la puerta
  • Colocar equipos de protección fuera de la habitación para que las personas se coloquen antes de entrar
  • Colocar cestos en el cuarto para los desechos, las agujas usadas y la ropa blanca
  • Mantener cerrada la puerta de la habitación

Visitantes y personal del hospital

Si entra alguien en su habitación, es probable que deba llevar el equipo de protección adecuado que utiliza el personal médico. Además, es posible que deban mantener sus elementos personales lejos de usted y evitar usar el baño de su habitación.

Además de la ropa de protección, el personal y los visitantes deben lavarse las manos, ya sea con agua y jabón o con un desinfectante de manos a base de alcohol. Se ha demostrado en algunos estudios que lavarse las manos es una de las maneras más eficaces de evitar la propagación de enfermedades.

Además de estas precauciones, puede hacer lo siguiente para prevenir la propagación de enfermedades:

  • Lávese las manos adecuadamente antes y después de comer y de usar el baño.
  • Al toser o estornudar, cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo de papel. Tire el pañuelo inmediatamente. Si tiene tos, es posible que el médico le indique que utilice una máscara.

Informe sus inquietudes

Si bien es posible que todos los que lo rodean parezcan salidos de una película de ciencia ficción, es importante tener en cuenta que estas precauciones están relacionadas con proporcionarle el mejor tratamiento posible. Sin embargo, la recuperación no implica únicamente tomar medidas de seguridad y administrar medicamentos. La recuperación también requiere apoyo emocional y atención compasiva por parte de quienes lo rodean. Si en algún momento se siente solo, deprimido o intranquilo debido al aislamiento, comente sus inquietudes al médico y a los enfermeros de manera que puedan tomar medidas para asegurar que su estadía en el hospital sea cómoda.