¿Qué es lo que hace que una persona se apresure y tenga muchos deseos de experimentar el mundo, mientras otros se contienen de hacerlo? Es la personalidad. Aclarar el misterio de los patrones de su comportamiento puede ayudarlo a descubrir formas de enriquecer su vida, sus relaciones y su trabajo con más eficacia.

Durante siglos, grandes mentes han considerado las complejidades de la personalidad, temperamento y salud. Desde la época de Hipócrates en 400 a. C., las teorías de la personalidad han sido del interés de las personas que estudian el comportamiento humano.

Hace cuarenta años, doctores notaron un vínculo entre la personalidad y la salud, tipos de doblaje competitivo, precipitación e ira quienes con frecuencia experimentaron problemas cardiacos como personalidades Tipo A.

A los que tienen un estilo más relajado se les designó como Tipo A. Unos cuantos años después, un psicólogo de California describió el típico comportamiento de pacientes con cáncer que mantenían sentimientos negativos e ira y nombró a las personas que exhibían estos rasgos como individuos con personalidades Tipo C.

También la personalidad y el temperamento afectan la forma como percibimos el mundo y nos relacionamos con otras personas. Terapeutas, expertos en el desarrollo del liderazgo y otros profesionales utilizan modelos de tipo y temperamento para ayudar a las personas a aprender más sobre sí mismas, apreciar diferencias en otras personas y mejorar las relaciones familiares y laborales. La clasificación de Myers-Briggs es una metodología popular.

Myers-Briggs

Durante la década de 1950, Isabel Myers y Katheryn Briggs desarrollaron un método de identificación de personalidad basado en la teoría de Carl Jung de los tipos psicológicos. El Indicador de Tipos Myers-Briggs cuenta con una serie de preguntas para determinar cuál de las 16 clasificaciones se ajusta mejor al demandante. Los patrones de tipo están correlacionados con parejas de preferencias de personalidad:

  • Extroversión versus introversión: Trabajar con otras personas vigoriza a personas extrovertidas sociales, mientras que la soledad complace a las personas introvertidas.
  • Intuición versus sensación: Los tipos de personalidad de intuición tienden a anticipar el futuro y leer entre líneas, mientras que la realidad y los hechos fundan a los que tienen una preferencia hacia la percepción.
  • Pensamiento versus sentimiento: Los tipos personalidad de pensamiento están a favor de las decisiones lógicas e impersonales, aunque una preferencia hacia los juicios personales o basados en valores es la característica de los tipos de personalidad de sentimiento.
  • Juicio versus Percepción: Llevar un seguimiento a través de plazos y planes en lugar de mantener abiertas las opciones y dejar que las cosas evolucionen son las características que distinguen a los tipos personalidad de juicio de los de percepción.

Las personas no entran claramente en las categorías, ni pueden depender solamente en una prueba para determinar exactamente el tipo de personalidad. Un entrenador certificado puede facilitar la evaluación, con frecuencia utilizando múltiples modelos de diferentes perspectivas.

Autoconocimiento

"Lo que es importante es el proceso de autoconocimiento," dice la autora Linda V. Berens, PhD, directora del Temperament Research Institute, una compañía de entrenamiento profesional y de desarrollo organizacional en Huntington Beach, California. "La mayoría de las personas encuentran un valor en el aprendizaje de su tipo [personalidad] debido a que les ayuda a reconocer que están bien."

Muchas personas encuentran que la aceptación es vigorizante. Además, el conocimiento de los patrones predominantes les proporciona a las personas la capacidad de apelar las características no dominantes. Berens explica, "En mi experiencia, funciona mejor para sobrellevar sus preferencias y entender a otras personas," ella dice. "Tiene que usarlos todos, no sólo sus preferencias."

Myers-Briggs en la Práctica

"Hemos encontrado que la mayoría de los líderes usan los 16 tipos de personalidades basados en las necesidades de la situación," dice Peter Hammerschmidt, PhD, un profesor de Eckerd College Leadership Development Institute en St. Petersburg, Florida. Una vez que los estudiantes entienden los rasgos, les ayuda a aprender a integrarse y salir de los 16 tipos de personalidad a medida que lo necesiten.

"Cuando no estamos conscientes, nos dejamos llevar a lo que nos hacer sentir cómodos, no necesariamente a lo que es efectivo," Hammerschmidt explica. "Integrarse a un tipo de Myers-Briggs de otra persona es como viajar a una cultura extranjera. Pero cuando se integra, las cosas salen mejor.

Usted se comunica mejor y valora lo que otras personas llevan al equipo." Por ejemplo, la persona lógica que necesita llegar a ser más accesible podría programar el tiempo que pasa caminando alrededor de la oficina para conocer a otras personas.

Su Exploración

Investigue metodologías de tipo de personalidad y seleccione una guía certificada que tenga experiencia trabajando con el tipo de personalidad en el contexto de sus metas, ya sean profesionales o personales.