Cristóbal Colón necesitó coraje. También lo necesitó Rosa Parks cuando se negó a ceder su asiento en un autobús en Montgomery, Alabama, lo que condujo al fin de la segregación en el transporte público.. La historia está plagada de actos de coraje y de personas con valor.

Usted no tiene que ser un explorador o activista de primera clase para tener coraje . Todos lo necesitan, pero ¿cómo conseguirlo, especialmente si usted es como el león del Mago de Oz ?

Tal como el león tuvo que aprenderlo, el coraje existe dentro de usted. Solo tiene que desenterrarlo, después de años de esconderlo detrás de sus zonas de seguridad.

El coraje innato

Todos nacimos con coraje. Quizás usted no recuerde cómo aprendió a caminar, pero sabe que se cayó cientos de veces antes de poder pararse por su cuenta. Aprender a caminar requirió coraje. Y usted tuvo éxito porque no tenía mucho miedo ni dudas.

Con el correr del tiempo, eso cambió. Sus padres y otras personas que lo cuidaban le dijeron que tuviera precaución para evitar peligros. Al fin de cuentas, la sociedad valora más la comodidad que la realización.

Su capacidad para enfrentar la adversidad

Al crecer, estableció un patrón de respuesta a la adversidad basado en cómo respondían las personas a su alrededor ante las dificultades. Cuando uno es bebé, la capacidad de enfrentar la adversidad no se ha puesto a prueba. La desarrolla a medida que crece y obtiene experiencia. Además, se la puede fortalecer.

El corajecomo necesidad

¿Por qué necesita el coraje? Porque el coraje lo ayudará a vivir su vida de la manera que usted quiere al ayudarlo a superar su miedo.

Linda Larsen, por ejemplo, conoce de primera mano el poder del coraje . Hace más de veinte años, fue secuestrada, violada y retenida como rehén durante más de cinco horas. Se armó de coraje sin saber que lo tenía y escapó. “Mi coraje no me decepcionó”, dijo. “Cuando aprendí que el coraje siempre está adentro, comencé a aprender a actuar con mayor valentía en la vida”.

Obstáculos para ser más valiente

Sin embargo, hay cosas que se interponen entre usted y su yo valeroso, como:

  • Miedo al cambio: aprender cómo estar menos controlado por los miedos es una clave para tener más coraje.
  • Pensamiento dicotómico: quizás piense que usted es débil, y los demás, valientes; pero tiene que haber un punto medio. Puede elegir lo cómodo, pero tiene que estar dispuesto a ser valiente cuando haga falta.
  • Miedo al fracaso: el fracaso es una parte importante del éxito y ser valiente implica estar dispuesto a fallar a veces.
  • Falta de fe: identifique sus propias dudas para actuar con mayor coraje.
  • Miedos personales: estos miedos incluyen el miedo a asumir la responsabilidad de su vida, el miedo al autodescubrimiento, el miedo a perder el control, el miedo a avanzar y el miedo a tomar la decisión equivocada. Debe saber que usted es más grande que sus miedos. Siga sus instintos y, si surgen dudas, déjelas de lado.

Encontrar coraje en momentos de necesidad

Usted obtiene su coraje de lo que le interesa. Por ejemplo, si le han ofrecido un trabajo que lo obligará a mudarse al otro lado del país, pero a usted no le interesa el trabajo, le será muy difícil reunir el coraje para hacer la mudanza.

Cuando usted ha decidido qué es lo que le interesa, siga estas sugerencias para conseguir más coraje .

  • Recuerde momentos pasados en que actuó con coraje.Cuando era niño, ¿se mudó y se vio obligado a hacer nuevos amigos? ¿Se mudó para asistir a la universidad? Concéntrese en los momentos en que actuó con coraje para ayudar a desarrollar su coraje.
  • Cambie su atención.No se preocupe por fallar ni decepcionar a otras personas. En lugar de eso, preocúpese por no fallarse a usted mismo.
  • Elimine las palabras deseo, esperanza y quizás de su vocabulario. Estas palabras lo llenan de dudas, miedos o vacilaciones .
  • Haga su tarea.Según corresponda, conozca los obstáculos que podría encontrar. Hable con otras personas que una vez estuvieron en su lugar. Pero recuerde que no importa cuánto analice la situación, seguirá teniendo respuestas desconocidas.
  • Rodéese de personas con coraje. Siempre habrá personas que dicen nunca. Busque a las personas que lo apoyen y crean en usted.
  • Imagine cómo será la vida cuando haya pasado el desafío.El coraje puede surgir al visualizar la adversidad pasada y saber que las cosas mejorarán.
  • Ponga toda su energía en ello, pero no espere la perfección. No se limite solo a dar el 50%, ya que después podrá decir que no tuvo éxito porque no se esforzó tanto. Para encontrar coraje, debe estar dispuesto a dar el 100%.
  • Después de haber actuado con coraje, evalúe su respuesta. ¿Actuar con coraje lo hizo avanzar? Si no es el caso, imagínese cómo se comportaría de manera diferente la próxima vez. Si es así, guarde ese coraje, ofrézcase una recompensa y recuerde siempre ese momento en que actuó con coraje a pesar de los miedos.