Algunas veces perdonar a las personas que lo han lastimado es el mejor camino para encontrar paz mental y avanzar hacia adelante con la vida.

La vida inicial de John Welshons fue una serie daños físicos y emocionales devastadores. En el centro de este remolino de dolor estaba su padre alcohólico, "un demonio furioso" que avergonzaba a la familia y peleaba viciosamente con la madre de Welshon." Una alma oscura, siniestra, furiosa, odiosa del mundo de las tinieblas del que brotaba tan pronto como el alcohol aflojaba los barrotes de su jaula," Welshons escribe en su libro Awakening from Grief. "Él odiaba a todos, especialmente a mi madre, a mis hermanas y a mí."

El Perdón para Usted Mismo

Después del pasar de los años de llevar resentimiento e ira hacia su padre, Welshons decidió que ya había sido suficiente. Él no quería vivir su vida en un estado constante de odio; sus sentimientos lo estaban consumiendo y dañando su vida. Así que él hizo algo que nunca imaginó, perdonó a su padre.

Ahora Welshons, un consejero que ayuda a otras personas con sus sentimientos de pena e ira, dice que él perdonó a su padre para encontrar su propia paz mental. "El perdón es para el que perdona más que para el perdonado," él dice, "era yo quien no estaba viviendo mi vida plenamente porque estaba enojado con mi padre y me había lastimado gravemente."

Cuando escucha historias como las de Welshons, hace que se pregunte cómo alguien puede perdonar a otro de tales penosas transgresiones. El perdón se escucha bien en teoría y tiene un sentido intuitivo, pero los mecanismo reales del proceso pueden eludirnos, especialmente cuando estamos sufriendo por las acciones de otro.

El Movimiento Hacia el Perdón

El perdón es un campo tan irresistible que the Campaign for Forgiveness Research está destinando $10 millones a la investigación científica para estudiarlo. "Era una clase de tema esperando que sucediera. Yo realmente veo esta década como la década de la reconciliación," dice el doctor Everett Worthington, PhD, director ejecutivo de la Campaña y jefe del departamento de psicología en Virginia Commonwealth University.

A pesar del interés y de la investigación, todavía hay mucha confusión que rodea al tema del perdón. Estos ideas equivocadas nos alejan de encontrar el perdón y pueden ser perjudiciales, dicen lo expertos. En cambio, al dejar ir nuestras emociones negativas, podemos mejorar significativamente la calidad de nuestras vidas.

¿Por qué Perdonar Es Sano?

Mientras que el jurado todavía está deliberando sobre los beneficios para la salud a largo plazo sobre perdonar a otros, podemos extrapolar los resultados de una investigación documentada en otras áreas. Por ejemplo sabemos que el estrés crónico y la ira pueden tener efectos negativos en nuestras salud general. "No perdonar es una forma de estrés," dice el Dr. Worthington. "Si nosotros mantenemos esto por un periodo largo de tiempo, vamos a experimentar trastornos cardiovasculares, trastornos relacionados con el estrés y tal vez trastornos relacionados con la ira y también trastornos relacionados con el miedo."

Si la salud física no es suficiente para usted para considerar el perdón, considere los beneficios mentales. Pongalo simplemente, no perdonar no se siente bien. "Realmente no es un buen estado mental," dice Welshons. "Al final, usted sufre aún más." En otras palabras, no perdonar puede dañarlo más de lo que daña al objetivo de sus emociones. Nueve de cada diez veces, le podría interesar menos.

¿Qué Es el Perdón?

Una de las razones por las personas no practican más el perdón es que tienen una idea equivocada acerca de lo que de hecho implica. Esto no significa que usted apruebe las acciones de los otros o justifique su comportamiento. "Hay una gran diferencia entre perdonar a alguien y justificar lo que han hecho," dice la doctora Margaret Paul, conferencista y autora de Do I Have to Give Up Me to Be Loved by God?.

El perdón no significa que continúe sujetándose a la conducta abusiva, no tiene que estar de acuerdo en pasar mucho tiempo con la persona que usted está perdonando. Podría hacerlo para protegerse físicamente o psicológicamente, usted tiene que distanciarse de la otra persona. Lo puede hacer e incluso perdonar, dice Welshons.

Así que si el perdón no se trata de la reconciliación y justificación del comportamiento, ¿de qué se trata entonces? "El perdón es una experiencia de sentir compasión en nuestro propio corazón para la otra persona. Usted retira su juicio y se acerca a la compasión y el entendimiento para la otra persona," dice el Dr. Paul. "El perdón es un reemplazo emocional de rencores tales como el resentimiento, las hostilidad, la ira y el miedo, con otras emociones mucho más positivas tales como el amor y la empatía por la persona que lo ha lastimado," agrega el Dr. Worthington.

El Proceso

Así que tal vez esté listo para perdonar a sus padres por el excesivo celo en sus castigos, a su ex por haberlo abandonado o a su vecino por robarle su periódico cada mañana. ¿Eso es todo?

Desafortunadamente, generalmente no es tan simple. "Como una regla, esto no pasa en un parpadeo de ojos," dice Welshons.

Aunque hay casos de perdones milagrosos, como los padres de un niño asesinado que declaran perdón inmediato a los atacantes de su hijo, en la mayoría de los casos el perdón es un proceso en vez de una decisión instantánea. Esto es especialmente cierto cuando el daño está muy arraigado o es especialmente severo. "Si tiene algo inmenso que olvidar, esto probablemente va a tomarle mucho más tiempo," dice el Dr. Worthington.

Empezando

Además de tomar tiempo, también el perdón puede tomar trabajo. El Dr. Paul y Welshons están de acuerdo que las personas necesitan tomar la responsabilidad de ellos mismos y de sus acciones y concentrarse en crear su propia felicidad en lugar de buscar la plenitud en el exterior. "El perdón es un resultado natural de hacer nuestro propio trabajo interno," dice el Dr. Paul.

No hay una sola manera de olvidar. Por ejemplo, el Dr. Worthington ha creado un proceso de cinco pasos para llevar a las personas a través del proceso de identificación y remembranza del daño, empatía con el transgresor, otorgamiento del regalo del perdón y compromiso con y refuerzo del proceso. "Nosotros tenemos una buena cantidad de evidencia de que en realidad podemos ayudar a las personas a perdonar," él dice.

Usted podría encontrar que otros métodos, incluyendo la meditación, yoga, religión o terapia lo ayudarán en su búsqueda. Aunque los terapeutas o maestros talentosos pueden ponerlo en el camino correcto, es importante que usted posea el proceso. El camino que usted escoja depende de su personalidad y de los tipos de daño que esté trabajando para perdonar.

Aunque podría tardar tiempo, no se desanime. La investigación muestra que si usted trabaja en ello, mejorará en perdonar. El Dr. Worthington dice, "Entre más tiempo una persona trabaje para perdonar empáticamente, mayor será el perdón que ellos sientan."