“He tenido el mismo sueño desde que tengo memoria. Camino por una calle con mucha gente al mediodía. De pronto, el sol desaparece y estoy completamente solo. No puedo ver a nadie, pero sé que alguien me sigue. Intento correr, pero los pies se traban en el suelo. Intento gritar, pero nada sucede. Sé que él me va a atrapar. Puedo sentirlo. Estoy indefenso y aterrorizado”.

Un sueño que causa angustia

Una pesadilla es un sueño que puede causar mucha angustia o miedo y que suele forzar al menos un despertar parcial. Quien sueña puede sentir una variedad de emociones inquietantes en una pesadilla, como ira, culpa, tristeza o depresión, pero los sentimientos más comunes son miedo y ansiedad. Los temas de pesadillas varían de una persona a otra.

Pesadillas y terrores nocturnos

Las pesadillas se diferencian de los terrores nocturnos.

  • Por un lado, las pesadillas suelen tener lugar tarde en el ciclo de sueño y no estar acompañadas de gritos o movimientos. El sueño puede ser elaborado e intenso, y quien sueña se da cuenta poco después de despertarse de que se trataba de un sueño.
  • Por otro lado, los terrores nocturnos ocurren durante el sueño profundo y pueden estar acompañados por fuertes gritos y movimientos agitados. El soñador tiene problemas para despertarse y quizás no recuerde mucho más que un sentimiento abrumador o una sola escena. Los niños que tienen terrores nocturnos también tienen una tendencia de sonambulismo o mojan la cama.

Tu propia pesadilla

En tiempos antiguos, las pesadillas se consideraban signos de posesión demoníaca o malvada, o una marca del demonio. A pesar de su mala reputación, las pesadillas no se diferencian de otros sueños. De hecho, qué constituye una pesadilla varía de una persona a otra y de un sueño a otro. El significado de los sueños es muy simbólico y contextual, así que lo que asusta a una persona puede ser inofensivo (o incluso gracioso) para otra.

Un signo de la ansiedad

Las pesadillas solo son sueños largos que provocan ansiedad, pero, en lo químico y neurológico, no son distintos de los sueños más agradables.

Los temas de ansiedad representan una de las categorías más largas de sueños. Algunos ejemplos incluyen edificios que explotan, persecuciones de un mal invisible y presentarse a la escuela no preparado para un examen. Las pesadillas de ansiedad son mensajes de su inconsciente con respecto a ciertos conflictos o traumas sin resolver mientras está despierto.

Oportunidad para la resolución

Las cuestiones emocionales sin resolución en la vida consciente, que incluso pueden remontarse a la niñez, pueden dar como resultado sueños. Al tratar de decodificar los mensajes en su pesadilla, puede revelar áreas de su vida consciente que necesitan atención. Cuando se entiende y se resuelve un problema, es menos probable que aparezca en pesadillas.

Formas de encontrar el sentido

Existen varias formas en las que las personas pueden descifrar el significado de las pesadillas.

Considere mantener un registro de sueños y un historial de los episodios de cada noche. Mantenga un cuaderno y un bolígrafo junto a la cama. Apenas se despierte, pregúntese en qué estaba pensando. Al quedarse tan cerca del estado de sueños como sea posible, podrá recordar más fácilmente los pensamientos. Escríbalos para examinarlos después.

Es un poco más desafiante ayudar a los niños a lidiar con las pesadillas. Con el estímulo correcto, muchos niños pequeños son capaces de hablar de pesadillas con los padres y, por lo general, no requieren intervención adicional. Si un niño sufre de pesadillas recurrentes o perturbadoras, quizás sea necesaria la especialización de un terapeuta. El terapeuta puede hacer que el niño dibuje la pesadilla, hable con los personajes aterradores o fantaseen cambios en la pesadilla para ayudar al niño a sentirse más seguro y menos asustado.

Aunque puede recurrir a los expertos para recibir asistencia en la interpretación de imágenes, otra estrategia es trabajar en la decodificación de los símbolos por su cuenta. Busque libros que ofrezcan sugerencias respecto de los temas generales de sueños, en vez de esos que pretenden ser la guía definitiva de análisis del sueño. Estos libros a menudo interpretan sueños específicos, pero solo como ejemplos; su propio significado para un sueño distinto probablemente sea muy distinto.

Aunque hay ciertos símbolos universales y temas, los sueños y las pesadillas son extremadamente personales. Necesitará tomar las acciones y los objetos del sueño en contexto, en vez de con valor nominal, examinar qué significado tienen distintas situaciones y qué tipos de emociones le hacen florecer.