El humo de los fumadores pasivos es el nombre para el humo enfermante y venenoso que suelta un cigarro encendido, puro o pipa. Los fumadores pueden alegar que tienen derecho a fumar pero los no fumadores tienen un derecho más importante a respirar aire seguro.

La próxima vez que uno de sus amigos encienda un cigarro frente a usted, muéstrele estos hechos acerca de los fumadores pasivos.

  • El humo que aspiran los fumadores pasivos tiene seis veces la contaminación de una autopista congestionada cuando es aspirado en un restaurante lleno.
  • El humo que aspiran los fumadores pasivos causa 30 veces más muertes de cáncer de pulmón que todos los contaminantes combinados.
  • El humo de segunda mano hace que la ropa y el cabello huelan mal.
  • El humo de segunda mano causa sibilancia, tos, resfriados, dolores de oído y ataques de asma.
  • El humo de segunda mano llena el aire con muchos de los mismos venenos encontrados en el aire alrededor de los vertederos de desechos tóxicos.
  • El humo de segunda mano hecha a perder el olor y el sabor de los alimentos.
  • El humo de segunda mano causa enrojecimiento, comezón e irritación de los ojos.
  • Al humo de segunda mano mata alrededor de 3,000 no fumadores cada año de cáncer de pulmón.
  • El humo de segunda mano causa más de 300,000 infecciones de pulmón (tales como la neumonía y la bronquitis) en bebés y niños pequeños cada año.