Ahora su bebé saludable tiene unos cuantos meses de edad y usted está comenzando a pensar en darle alimentos sólidos. Pero no está lo suficientemente segura de cuándo y qué tipo de alimentación debe darle a su pequeño tesoro. Peor todavía, se imagina chícharos hechos puré siendo lanzados por el aire, cubriendo su cabello y golpeando el piso y las paredes.

Alimentar a su bebé con alimentos sólidos por primera vez ciertamente puede ser una aventura, pero con algunos simples consejos, será un experto profesional antes de que pueda decir "salpicar."

La leche materna o la fórmula fortificada son los únicos alimentos que su bebé necesita durante los primeros 4 a 6 meses. Deben seguir siendo la parte esencial de la dieta del bebé durante el primer año de vida. Si usted está amamantando, probablemente su pediatra le insistirá que todavía no le dé de comer ningún alimento sólido hasta que su bebé cumpla un año de edad.

El desarrollo de su bebé determina cuándo está listo para comenzar a comer alimentos sólidos. La mayoría de los bebés están listos para comenzar a consumir alimentos sólidos entre los 4 a 6 meses de edad, sin embargo el amamantamiento proporciona todo lo que su bebé necesita durante todo el primer año de vida. Comenzar a proporcionarle alimentos sólidos cuando tiene menos de cuatro meses de edad podría poner en riesgo al bebé de sufrir asfixia y alergias por alimentos.

Su bebé podría estar listo para comenzar a consumir alimentos sólidos si se presenta lo siguiente:

  • El bebé es capaz de sentarse derecho, con un poco de apoyo y el movimiento de su cabeza/cuello es más coordinado.
  • El bebé está interesado en los alimentos que usted come.
  • El bebé no expulsa la comida de su boca con su lengua.
  • El bebé es capaz de impulsarse hacia adelante cuando quiere alimentos y alejarse cuando se siente satisfecho.

Comiendo de una Cuchara

Su bebé debe aprender a comer alimentos semisólidos y sólidos de una cuchara y con los dedos. Nunca le dé a su bebé alimentos semisólidos o sólidos de una botella o alimentador para bebés debido a que los bebés podrían asfixiarse o meterse demasiado alimento a la vez. Comer de una cuchara y con los dedos es el primer paso hacia la independencia y ayudará a su bebé a desarrollar sus habilidades para masticar y deglutir.

A continuación se presentan algunos consejos que pueden ayudarlo a usted y a su bebé a hacer más fácil la transición:

  • No espere a que la experiencia sea pulcra.: Es muy probable que más comida pueda terminar en el babero que en la boca de su bebé, al menos en un principio. Relájese e intente hacer de esto una experiencia agradable para los dos. Hable con calma y con delicadeza a su bebé mientras lo alimenta.
  • Utilice un cuchara muy pequeña, una que esté diseñada para alimentar a bebés.: Es preferible un pequeña cuchara con un mango largo. Puede encontrarlas en la mayoría de las tiendas de comestibles y tiendas departamentales. No utilice la cuchara del bebé para probar.
  • Comience con sólo una pequeña cantidad de comida y trabaje para que gradualmente le dé más: Comience con no más de una o dos cucharaditas de comida en cada ocasión y gradualmente trabaje hasta llegar a una o dos cucharadas, dos o tres veces al día.
  • Asegúrese de que su bebé se siente derecho y se incline un poco hacia adelante.: Esta posición permite a su bebé deglutir con más facilidad y disminuye el riesgo de sufrir asfixia.
  • Permita que su bebé marque el paso para comer.: No lo alimente demasiado lento o demasiado rápido. Incluya sólo un nuevo alimento en cada ocasión, al inicio de la comida. Incluya nuevos alimentos cuando su bebé tenga más hambre. De lo contrario, podría no estar interesado.
  • Intente una y otra vez.: Si su bebé rechaza un nuevo alimento, no lo siga forzando a aceptarlo. Ofrézcalo de nuevo en un día o dos. Si sigue rechazándolo, ofrézcaselo de nuevo en dos o tres semanas.

Qué Tipo de Alimentos Debe Darle a Su Bebé

Generalmente, los primeros alimentos sólidos que se dan a los bebés son cereales para bebés fortificados con hierro. Son los más fáciles de digerir y ayudan a reunir los requerimientos de hierro de su bebé. Comience con cereal de arroz debido a que es menos propenso a causar una reacción alérgica. El cereal debe ser diluido al principio; una parte del cereal por cuatro partes de leche materna o fórmula para bebé. Su bebé estará listo para comer un cereal más denso cuando desarrolle habilidades para comer.

No use leche de vaca para mezclar el cereal debido a que es difícil para los bebés digerirlo hasta después de un año de edad. Dele sólo aproximadamente una cucharadita de cereal dos veces al día, al principio y después gradualmente incremente hasta dos o tres cucharadas dos veces al día. Otros productos de grano tales como arroz, panes suaves, pasta cocida y panecillos de dentición se pueden agregar un poco después.

Cuando su bebé sea capaz de hacer movimientos de masticado y aparezcan sus dientes, será capaz de comer alimentos en puré o finamente picados. También estos alimentos con textura ayudarán a desarrollar los dientes de su bebé. Cuando le salgan más dientes a su bebé y quiera alimentarse por sí mismo (generalmente entre los 9 a 12 años de edad), usted puede incluir alimentos para comerse con los dedos tales como verduras cocidas y fruta suave sin semillas o cáscara.

Después de que su bebé esté cómodo comiendo cereal, incluya verduras y frutas variadas; una en cada ocasión. Las verduras se deben incluir antes de las frutas debido a que con frecuencia las verduras tienen menos sabor después de comer fruta. Al principio, aliméntelo con verduras de sabor ligero tales como judías verdes, calabazas amarillas, zanahorias y camotes. Después, agregue puré de manzana, duraznos y peras. Una vez que su bebé haya aceptado varias verduras, dele dos verduras diferentes al día.

Después de que su bebé consuma verduras de forma regular, incluya una variedad carnes magras: una en cada ocasión. Ofrezca una variedad de carnes en puré o finamente picadas, incluyendo pollo, carne de res y pavo.

Ofrezca cereales sencillos, verduras (tales como zanahorias, calabaza, ejotes, chícharos, etc), frutas (puré de manzana, peras, plátanos, ciruelas pasa, etc) y carne (pavo, jamón, carne de res) en lugar de una combinación de alimentos. También, espere de 3 a 7 días antes de incluir nuevos alimentos. Esto le permitirá observar signos de una alergia a la comida y saber qué alimento los causa.

Los signos de alergia a la comida podrían incluir:

  • Diarrea
  • Malestar estomacal
  • Vómito
  • Regurgitación
  • Sibilancia
  • Sarpullido en la piel
  • Urticaria
  • Inflamación de los labios, lengua y boca

Las reacciones alérgicas extremas y amenazantes para la vida incluyen dificultad para respirar, inflamación en la garganta, disminución en la presión arterial y pérdida del conocimiento.

Consumir una variedad de alimentos ayudará a su bebé a tener una dieta bien balanceada y a desarrollar buenos hábitos alimenticios para el futuro. También, asegúrese de ofrecer a su bebé alimentos que varíen en color y textura.

Los bebés de menos de tres o cuatro años de edad no deben comer alimentos pequeños y duros tales como papas fritas, pretzels, zanahorias crudas, apio, pasas, rocetas de maíz, maíz inflado, nueces o semillas. También se deben evitar los alimentos resbalosos: golosinas, pastillas para la tos, goma de mascar, uvas enteras, salchichas, embutidos y pedazos grandes o duros de carne o carne de ave.

Los bebés no necesitan que se les agregue a su comida azúcar, sal o condimentos. Necesitan desarrollar un gusto por el sabor natural de los alimentos. Evite agregar condimentos a la comida de su bebé. Si usted compra alimentos para bebé comercialmente preparados, lea la etiqueta para asegurarse de que no tengan agregados azúcar, sal y condimentos.

Después de que cumplen 12 meses de edad, la mayoría de los bebés no tienen mucha dificultad para digerir leche de vaca y se les puede proporcionar leche entera, yogur, queso y queso cottage. No se aconseja que niños que tienen menos de dos años de edad coman productos lácteos bajos en grasa debido a que necesitan la grasa para el desarrollo del cerebro.

Podría tomar un tiempo para que su bebé se acostumbre a comer alimentos sólidos. Si los rechaza, sólo inténtelo de nuevo en unos cuantos días.

Otros Consejos

  • Recuerde que la fuente principal de nutrición durante el primer año de su bebé es la leche materna o la fórmula.
  • Ofrézcale jugo en un vaso en lugar de un biberón. Esto ayuda a disminuir el riesgo de sufrir caries dental.
  • Si calienta alimentos en el horno de microondas, utilice un plato de seguridad para microondas y caliéntelos hasta que estén tibios.
  • Siempre lea y siga las instrucciones que se encuentran en los recipientes de la comida del bebé.
  • No alimente a su bebé directamente del frasco o podría correr el riesgo de contaminar los alimentos que sobran. Sirva pequeñas cantidades de alimento en un plato y alimente a su bebé desde éste. Si su bebé quiere más comida, tome más del frasco con una cuchara limpia.
  • Ponga fecha, etiqueta y refrigere la comida sobrante inmediatamente después de cada alimentación. Utilice los sobrantes en un lapso de tres días.
  • Los sobrantes no se deben recalentar más de una vez.
  • No use miel o jarabe de maíz. Pueden causar una grave enfermedad de origen alimenticio en los bebés llamada botulismo.
  • Nunca deje a su bebé solo durante la hora de la comida.
  • Si siente que su bebé no está comiendo lo suficiente, consulte a su doctor.

Qué Puede Hacer Si Su Bebé Se Asfixia

En general, la asfixia con líquidos es temporal y es de poca causa de preocupación. Sin embargo, si su hijo se asfixia con líquido y se pone azul, se queda sin fuerzas o pierde el conocimiento, llame al 911 de inmediato.

La asfixia con alimentos sólidos y otros objetos es especialmente peligrosa. A continuación se presenta lo que debe hacer:

  • Llame al 911 inmediatamente para obtener asistencia médica de emergencia.
  • Voltee al bebé boca abajo y colóquelo sobre su rodilla o antebrazo. Dele cinco golpes entre los omóplatos y cinco empujones en el pecho. Repítalo hasta que el alimento u objeto sea expulsado.
  • Revise la falta de reacción y la respiración. Si el bebé no está respirando:
    • Si alguien está con usted, pídale que llame al 911 de inmediato.
    • Si se encuentra solo, realice RCP durante al menos 1 a 2 minutos (5 ciclos) antes de marcar al 911.

Lo que sigue a continuación son pasos sobre cómo realizar el RCP para los bebés:

  1. Abra las vías respiratorias inclinando con cuidado la cabeza hacia atrás.
  2. Apriete la nariz de su bebé y cubra su boca con la suya.
  3. Aspire dos veces en su boca; hasta que observe que el pecho aumente. Las respiraciones deben durar aproximadamente un segundo por cada ocasión.
  4. Aplique compresiones en el pecho.
    1. Coloque dos dedos en el centro del pecho justo abajo de línea del pezón.
    2. Comprima 1/3 a 1/2 del tamaño del pecho.
    3. Permita que el pecho aumente completamente entre las compresiones.
    4. Disminuya la interrupción entre las compresiones.
  5. Después de 30 compresiones, dele dos respiraciones de rescate.
  6. Continúe el ciclo de 30 compresiones y 2 respiraciones hasta que llegue la ayuda.

Si no ha llamado al 911, llame después de 1 a 2 minutos después de aplicar el RCP (aproximadamente 5 ciclos). Si el bebé ha recuperado los latidos del corazón y está respirando, debe llevarlo al hospital. El personal de emergencia se encargará de su cuidado cuando lleguen.