Tipo de Medicamento

El bupropión es un antidepresivo.

Para qué se prescribe bupropión

El bupropión es un antidepresivo, pero se puede recetar para ayudar a las personas a dejar de fumar. Puede usarse solo o en combinación con un producto de reemplazo de nicotina.

Bupropión parece afectar dos sustancias químicas del cerebro que pueden estar relacionadas con la adicción a la nicotina: la dopamina y la norepinefrina. Bupropión reduce la ansiedad por fumar que experimentan los fumadores cuando tratan de dejar de hacerlo. También parece reducir muchos de los síntomas de abstinencia de la nicotina, como irritabilidad, frustración e ira.

Consideraciones mientras tome este medicamento

Su médico determinará el nivel adecuado de bupropión para usted y ajustará la dosis a medida que usted avanza.

Informe a su médico todos los medicamentos que toma; algunos no deberían tomarse con bupropión. Por ejemplo, no debe tomar bupropión para dejar de fumar en los siguientes casos:

  • Si ya toma otro fármaco que también contenga bupropión.
  • Si ha usado inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), otro tipo de antidepresivo, en los últimos catorce días.

Ciertas afecciones pueden afectar si es seguro que tome bupropión. Informe a sus médicos sus antecedentes médicos y si tiene problemas de salud, especialmente si tiene las siguientes afecciones:

Otras afecciones importantes actuales o en antecedentes para avisarle al médico son:

Si es mujer y está embarazada o amamantando, asegúrese de hablar con su médico sobre qué tan seguro es para usted tomar bupropión.

Uso adecuado

Comience a tomar bupropión una o dos semanas antes del momento en que planea dejar de fumar. Esto le dará al medicamento suficiente tiempo para alcanzar los niveles adecuados en el cuerpo.

Nota: No duplique las dosis. Tomar demasiado bupropión en una sola ocasión puede causar reacciones graves, como convulsiones.

Si todo marcha bien y usted está dejando de fumar con éxito, debería planear seguir tomando bupropión durante siete a doce semanas. Sin embargo, su médico puede recomendar un curso de tratamiento más prolongado, según las circunstancias.

Posibles efectos secundarios

La mayoría de personas no tienen efectos secundarios por tomar bupropión para dejar de fumar. Si ocurren efectos secundarios, por lo general pueden minimizarse. Además, los efectos secundarios suelen ser temporarios y duran solo mientras tome el medicamento.

Existen efectos secundarios raros, pero serios, que debe tener en cuenta. Los medicamentos como bupropión pueden causar serios cambios de estado de ánimo y de conducta en algunas personas, incluidos pensamientos suicidas. Los adultos jóvenes pueden tener mayor riesgo de sufrir estos efectos secundarios. Asegúrese de llamar de inmediato a servicios médicos de emergencia si le sucede.

Los efectos secundarios frecuentes incluyen lo siguiente:

Los efectos secundarios más graves, pero menos comunes, pueden incluir los siguientes:

  • Convulsiones
  • Ansiedad
  • Dificultad para pensar con claridad
  • Zumbido en los oídos
  • Cefalea grave
  • Reacción alérgica, como erupciones cutáneas o urticaria

Los síntomas de una sobredosis podrían ser más severos que los efectos secundarios vistos en dosis regulares, o podrían ocurrir juntos dos o más efectos secundarios. Solicite servicios médicos de inmediato si nota cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Convulsiones
  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Alucinaciones
  • Pérdida del conocimiento
  • Náuseas o vómitos

Interacciones medicamentosas

Combinar bupropión con otros medicamentos puede aumentar los riesgos de convulsiones, así como otras interacciones posiblemente peligrosas. Ejemplos de medicamentos que pueden causar problemas:

  • Antidepresivos
  • Los IMAO
  • Medicamentos antipsicóticos
  • Agentes antiarrítmicos
  • Betabloqueantes
  • Benzodiazepinas
  • Corticoesteroides
  • Teofilina

Hay muchos otros medicamentos que pueden interactuar con bupropión. Converse con el médico acerca de cualquier otro medicamento que esté tomando.

Éxito para dejar de fumar

Según todos los estudios sobre dejar de fumar, está muy claro que sus probabilidades de éxito a largo plazo dependen en gran medida de su motivación y compromiso para dejar de fumar, independientemente de qué terapia elija.