El embarazo puede tener un gran impacto en la piel. Si tiene suerte, tendrá ese brillo tan característico de las embarazadas. Pero muchas mujeres experimentan algunos cambios molestos en la piel a lo largo del embarazo, incluso el oscurecimiento que con frecuencia se llama "máscara del embarazo" o una línea oscura que se extiende del área púbica a la parte inferior del pecho. Otros cambios incluyen estrías, vasos sanguíneos visibles y enrojecimiento de las palmas de las manos.

Oscurecimiento

Muchas embarazadas experimentarán el oscurecimiento de la piel. El libro Total Skin, del Dr. David J. Leffell, sugiere que los cambios hormonales estimulan el oscurecimiento de la piel. Generalmente, esta hiperpigmentación se encuentra en las áreas que ya tienen bastante coloración, incluidos los pezones y la areola, las axilas y los genitales. Los posibles cambios relacionados con el oscurecimiento incluyen los siguientes:

Los términos médicos para esta condición son melasma y cloasma. Esta condición suele causar la presencia de áreas oscuras y manchadas en el rostro. Las hormonas y los rayos ultravioleta juntos causan el oscurecimiento facial. Debra Jaliman, MD, instructora clínica de dermatología en Mount Sinai School of Medicine, anima a las mujeres a usar fielmente un bloqueador solar de amplio espectro. "Puesto que no puede cambiar los niveles hormonales, debería protegerse contra los rayos ultravioleta", dice ella. Elija un bloqueador solar con un factor de protección de 15 o mayor. También puede considerar la posibilidad de usar un sombrero con un ala lo suficientemente ancha para cubrirle el rostro. Muchos dermatólogos sugieren evitar cremas blanqueadoras a lo largo del embarazo. Si la melasma persiste después del parto, consulte a su dermatólogo.

El nombre oficial para la línea oscura que va desde el área púbica hasta la parte inferior del pecho que algunas embarazadas presentan es línea nigra. La buena noticia es que casi siempre desaparece después del parto.

Acné

Si es propensa al acné, dice la Dra. Jaliman, entonces "durante el primer trimestre, su piel puede verse peor que nunca". Esto se debe a que las hormonas extra producidas durante el embarazo pueden hacer que el cuerpo secrete más aceites, lo que a su vez produce los brotes de acné. Pero después del tercer mes, la piel tiende a aclararse, dice ella.

Para combatir el acné, límpiese la piel frecuentemente. Use un jabón neutro para el rostro, de venta libre. Lávese la piel por la mañana y por la noche.

Barbara R. Reed, MD, profesora clínica asociada de dermatología en la University of Colorado Health Sciences Center, cree que las cremas y las lociones para tratar el acné de venta libre son buenas para las mujeres embarazadas. También algunas cremas y lociones recetadas son seguras. Pero, advierte, "Evite los medicamentos orales si puede".

Analice todos los productos que piensa usar con su médico antes de usarlos. Accutane, un medicamento oral para tratar los casos graves de acné quístico, nunca se debe tomar si existe la posibilidad de embarazo, debido a que se sabe que causa graves anomalías de nacimiento.

Ensanchamiento de los vasos sanguíneos

La circulación de la sangre aumenta durante el embarazo y puede causar los siguientes cambios en la piel:

Si observa que las palmas se le vuelven rosadas o rojizas, no se alarme. Simplemente es una señal visible del aumento del flujo sanguíneo que desaparecerá después del parto.

Estos vasos sanguíneos visibles son más comunes en la cara, el cuello y los brazos. La mayoría desaparece después del parto. Si persisten después de unos cuantos meses del parto, consulte a su dermatólogo. Podría tratarle las venas en forma de araña con cirugía láser. Mientras tanto, el maquillaje podría ocultar el problema.

Podría desarrollar venas dilatadas en las piernas durante el embarazo y podrían permanecer después del parto. Afortunadamente, los médicos tienen una variedad de tratamientos para recomendar después del nacimiento de su hijo. De todos modos, aquí encontrará algunas recomendaciones para prevenirlas o disminuir los síntomas:

  • No permanezca de pie durante períodos prolongados.
  • Camine tanto como pueda. Esto ayudará a la circulación sanguínea.
  • No permanezca sentada durante períodos prolongados.
  • Cuando esté sentada, coloque los pies hacia arriba en un banquito.
  • Use medias de apoyo.

Estrías

Lo sentimos, pero no importa qué tipo de crema o loción se aplique, si va a tener estrías, las tendrá. "No existe prevención para esto", explica la Dra. Jaliman, "debido a que las estrías son una ruptura del tejido elástico (de la piel)". Agrega que nadie puede predecir quién tendrá estas líneas de color rosa, que se presentan con más frecuencia en los senos, el abdomen, los glúteos y las caderas.

Finalmente, mucho tiempo después del parto, las estrías podrían desvanecerse y llegar a ser menos notables. Si no ha aprendido a vivir con las suyas después de que su bebé haya dejado de alimentarse del pecho, hable con su dermatólogo, que podría tratarlas con terapia de láser o con un tratamiento tópico recetado.

Cuándo debe consultar al dermatólogo

Los lunares podrían agrandarse u oscurecerse durante el embarazo y regresar a la normalidad después del parto. Pero esté atenta a signos de melanoma. No dude en consultar a su médico si observa bultos sospechosos. El Dr. Leffell dice que si alguno de los lunares cambia significativamente (p. ej., de tamaño o de forma), se debe realizar una biopsia.

Existen todavía algunas raras condiciones cutáneas serias que se presentan sólo en el embarazo. Consulte a su médico si padece cualquier síntoma de sarpullido, incluso:

  • Ampollas
  • Protuberancias de color rojo que dan comezón
  • Comezón general intensa
  • Manchas similares al acné en glúteos, brazos o piernas