women's faces

Usted odia el pensamiento de enfrentar los bochornos que la empapan y otros síntomas incómodos asociados con la menopausia. Pero incluso si la terapia de reemplazo hormonal es una opción de tratamiento para usted, debería estar preocupada sobre su seguridad, especialmente después de escuchar sobre su vínculo con el cáncer de mama. ¿Cuáles son los hechos sobre HRT y el cáncer de mama y qué tan preocupada debe estar?

El cáncer de mama es la forma más común de cáncer encontrado en las mujeres - se estima que más de 180,000 mujeres son diagnosticadas con cáncer de mama cada año. Los altos niveles de estrógeno han sido vinculados con el desarrollo de cáncer de mama. En las mujeres ancianas, la mayor exposición al estrógeno es mediante la terapia de reemplazo hormonal posmenopáusica.

HRT incluye las hormonas estrógeno (terapia de reemplazo de estrógeno o ERT) y progesterona o una combinación de ambas. HRT se usa con frecuencia en una base de corto plazo para el alivio de los síntomas menopáusicos desagradables como bochornos, sequedad vaginal e irritabilidad. Se ha usado HRT para las mujeres posmenopaúsicas en una base de largo plazo, con la suposición de que reduciría su riesgo de osteoporosis y enfermedad cardíaca.

La Asociación Entre HRT y el Cáncer de Mama

Un cuerpo creciente de evidencia científica sugiere que la HRT, particularmente la HRT de largo plazo, no incrementa el riesgo de una mujer de padecer cáncer de mama.

La edición del 17 de julio del 2002 del Journal of the American Medical Association ( JAMA) publicó los resultados de la Women's Health Initiative, una prueba aleatoria que comparó HRT con placebo (medicamento inactivo) en 16,608 mujeres posmenopáusicas. El estudio, programado para dirigirse hasta 2005, fue detenido temprano ya que los investigadores encontraron que comparadas al grupo de placebo, las mujeres que tomaban HRT de combinación (estrógeno más progestina) tenían 26% más cánceres de mama invasivos.

Un estudio de 705 mujeres posmenopáusicas, publicado en la edición del 13 de febrero del 2002 en JAMA, encontró que la incidencia de todos los tipos de cáncer de mama invasivos se incrementó 60% al 85% en los usuarios recientes de HRT (definida como mayor a cuatro años en el estudio), si tomaban estrógeno solo o estrógeno más progestina. De acuerdo al estudio, el uso prolongado de HRT y el uso actual de HRT de combinación fueron asociados con el riesgo incrementado de cáncer de mama lobular. El uso a largo plazo de HRT fue asociado con un incremento de 50% en el cáncer de mama no lobular.

El cáncer de mama lobular es el que empieza en las células que producen los lóbulos en el extremo de los ductos; los ductos y los lóbulos son las estructuras en el seno donde se produce la leche, se almacena y se lleva a través del pezón para la lactancia.

De acuerdo a un reporte de 2001 de la American Cancer Society, un estudio sueco, publicado en International Journal of Cancer, siguió a 5,800 mujeres y encontró una incidencia incrementada del cáncer de mama, particularmente tumores más pequeños y de etapa más temprana, en las mujeres posmenopáusicas que usaron HRT.

Con la creciente evidencia de que HRT está asociada a un riesgo incrementado de cáncer de mama, las mujeres con un historial de cáncer de mama han sido desanimadas para usar HRT. La creencia ha sido que los estrógenos podrían causar una recurrencia de cáncer de mama. No obstante, un estudio observacional en la edición de mayo 16 de 2001 de Journal of the National Cancer Institute encontró un menor riesgo de recurrencia y muerte por cáncer de mama en las mujeres que usaron HRT después del diagnóstico de cáncer de mama en comparación con las mujeres que no usaron HRT después del diagnóstico de cáncer de mama. Mientras que se necesitan definitivamente más estudios, algunos investigadores creen que los resultados del estudio indican que las sobrevivientes de cáncer de mama y sus médicos pueden considerar HRT oral o vaginal para aliviar los síntomas menopáusicos, con menos miedo del que rodeaba a esta opción en el pasado.

¿Qué Deben Hacer las Mujeres Ahora?

Investigadores en la Women's Health Initiative y los National Institutes of Health han hecho las siguientes recomendaciones concernientes al uso de HRT:

  • Para muchas mujeres, los beneficios de HRT a corto plazo podrían superar los riesgos. Hable con su doctor sobre sus riesgos y beneficios personales.
  • Si usted ha estado tomando HRT, hable con su doctor sobre si debe o no continuar tomándolo.
  • Si usted tiene 50 años de edad o más, sométase a una revisión de cáncer de seno mediante una mamografía cada 1 a 2 años. Podría ser prudente empezar la revisión de mamografía a partir de los 40 años de edad, aunque no se han establecido claramente los beneficios de esto.
  • Mantenga su programa regular de autoexámenes de senos.
  • No tome una HRT para disminuir su riesgo de enfermedad cardíaca y sus complicaciones.
  • Hable con su doctor sobre otros métodos para prevenir un ataque cardíaco, apoplejía y osteoporosis. Se ha mostrado que otros medicamentos y medidas de estilo de vida reducen el riesgo de estas enfermedades.