DS_Modern_Medicine_76 La gripe aviar, más comúnmente conocida como gripe de las aves, es una infección respiratoria causada por el virus H5N1. El virus es común en aves salvajes y, por lo general, no provoca ningún síntoma. Pero puede ser mortal en las aves de corral, como pollos o pavos.

Desde el brote en Hong Kong, en 1997, la gripe aviar ha infectado a personas de más de quince países de Asia, Europa, Cercano Oriente, Pacífico y África. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se produjeron 637 casos confirmados y 378 muertes entre 2003 y 2013. Las personas con mayor riesgo son las que tienen contacto directo con aves enfermas o muertas, o con superficies contaminadas por el virus. Sin embargo, hubo pocos casos en los que el virus se propagó a las personas.

Las autoridades y los investigadores de la salud están preocupados porque el virus podría llegar a nuevas zonas, especialmente porque el H5N1 infecta a las aves migratorias. Una amenaza aún mayor es que el virus podría mutar a una forma más contagiosa con la capacidad de propagarse más fácilmente de las aves a las personas y entre las personas.

¿Cuál es el estado actual de la vacuna H5N1?

Los anticuerpos son la defensa natural del cuerpo contra la infección. Las vacunas actúan al provocar que el cuerpo genere anticuerpos contra un virus en particular. Si el virus infecta a una persona que recibió la vacuna, los anticuerpos lo destruyen rápidamente.

Los estudios de investigación en seres humanos comenzaron en 2005 a fin de evaluar vacunas para prevenir la gripe aviar. En 2007, la Dirección de Fármacos y Alimentos (FDA) de los EE. UU. aprobó la primera vacuna estadounidense para proteger contra una cepa del virus. La vacuna ha sido creada para las personas de 18 a 64 años que tienen mayor riesgo de exposición al H5N1. Los adultos reciben una serie de dos inyecciones que se aplican con un mes de separación. Sin embargo, la vacuna no está disponible para el público en general. El gobierno de los EE. UU. la compró para la Reserva Nacional Estratégica (RNE) donde se almacenan grandes suministros de medicamentos para el caso de una emergencia nacional.

¿Cuáles son las otras opciones en caso de un brote?

Mientras los investigadores trabajan para proteger a la población del H5N1, hay medidas que usted puede tomar para reducir el riesgo de enfermarse. Por ejemplo, evitar el contacto directo e indirecto con aves salvajes y domésticas, y asegurarse de que todos los alimentos de granja se cocinen por completo son solo dos de las formas en que puede disminuir la probabilidad de contraer el virus.

Actualmente se usan medicamentos antivíricos para tratar la gripe aviar. En algunos grupos de personas con riesgo moderado o alto de contraer gripe, los medicamentos antivíricos también pueden usarse como medida preventiva. Hubo casos en los que los medicamentos antivíricos fueron resistentes a los virus de la gripe.

Para ayudar a reducir la propagación de la gripe, siga estos pasos:

  • Lávese las manos con frecuencia, especialmente después de estar en contacto con alguien que está enfermo.
  • Cúbrase la boca y la nariz con un pañuelo o con la manga de la camisa a la altura del codo cuando estornude o tosa.
  • Cuídese adecuadamente y trate de evitar a otras personas cuando esté enfermo.

Consulte a su médico si tiene preguntas sobre la gripe aviar o las vacunas contra la gripe estacional.