Imagen de artículo de grasa abdominal Es un mantra que puede repetir en su sueño: come menos, elige alternativas más sanas y haz más ejercicios. Pero enfrentémoslo, usted está ocupado y a pesar de que ha jurado miles de veces que perderá los cinco kilos que ha aumentado desde que inició su trabajó, entre las rosquillas en cada reunión, la máquina expendedora en el corredor y las largas horas en la oficina, se siente como si el escritorio lo pusiera contra la pared. A continuación se presentan algunos consejos para ayudarlo a volver a tener el control de su nutrición y su peso.

En general, los factores culpables del aumento de peso en el trabajo no son diferentes de los que provocan el aumento de peso en cualquier otro lugar. Estos incluyen:

  • Demasiada comida o consumo de alimentos que no son saludables
  • Muy poco ejercicio o actividad física

Demasiada comida o consumo de alimentos que no son saludables

¿Lleva comida rápida para el almuerzo o no almuerza nada en absoluto? Como usted ya sabe, es algo que no debería hacer con su dieta cuando se trata de su plan de pérdida de peso. Pero un estilo de vida ocupado no tiene que significar una dieta poco saludable. A continuación se presentan algunos consejos para ayudarlo:

  • ¡Desayune! Puede tener más energía en la mañana y no estará muerto de hambre a la hora del almuerzo.
  • Compre productos agrícolas frescos y llévelos con usted así siempre tendrá un refrigerio saludable disponible.
  • Reduzca el uso de mantequilla. Trate de sustituir la mantequilla con aceite de oliva extra virgen. Le ayudará a reducir el consumo de grasas saturadas.
  • Utilice productos lácteos sin grasa o bajos en grasa.
  • Los aderezos para ensalada son notoriamente altos en grasa y calorías. Intente usar solo una cucharada de aderezo en su ensalada.
  • Cuando compre carne, elija los cortes más magros. Quite cualquier grasa visible antes de cocinar.
  • Cuando coma en un restaurante de comida rápida o cafetería, trate de ordenar carne magra de res asada o sándwich de pollo a la parrilla y ¡no el tamaño de porción grande! También, ordene productos sin queso y omita o disminuya su consumo de mayonesa.
  • Beba más agua. Esto contribuye al funcionamiento del cuerpo y, si bebe agua antes de las comida, se sentirá más satisfecho.

Hay otras cosas que puede hacer para mantener el control del peso en el trabajo. Espacie las comidas más uniformemente, para comer cada tres o cuatro horas. Piense antes de actuar. En lugar de comer un dulce por la tarde, sustitúyalo con lo siguiente:

  • Palomitas de maíz dietéticas para microondas
  • Galletas saladas integrales con mantequilla de cacahuate
  • Fruta fresca, natural o con queso bajo en grasa
  • Yogur sin grasa o bajo en grasa
  • Zanahoria y tiras de pimiento con un aderezo bajo en grasa o paté de frijoles
  • Frutos secos surtidos o fruta deshidratada
  • Un licuado de yogur con fruta fresca

Según su nivel de actividad, debe asegurarse de que los tentempiés tengan entre 200 y 300 calorías. Muchos productos alimenticios se empacan en porciones individuales. Tómese el tiempo para leer las etiquetas de los alimentos antes de hacer una compra.

Muy poco ejercicio o actividad física

Ya sabe que el ejercicio es bueno para usted, pero entre las exigencias en el trabajo y en casa, simplemente no hay tiempo, ¿cierto? Pues está equivocado. A continuación se presentan unas cuantas maneras de ejercitarse en su día laboral:

  • Estaciónese a una distancia más alejada de la oficina que la que necesita en realidad. Use el mismo truco cuando acuda a citas o haga los mandados. Un poco de caminata adicional todos los días puede hacer una gran diferencia.
  • Si usted está harto de su escritorio debido a su teléfono, consiga un auricular o utilice su teléfono celular. Esto permitirá que camine mientras habla. Pero sea cortés. Asegúrese de no interrumpir las actividades de sus compañeros de trabajo.
  • Haga reuniones que le permitan hacer algún tipo de actividad. Converse los asuntos durante una caminata, marcha o trote por la tarde o al medio día.
  • Entregue personalmente un mensaje o documento en lugar de usar el correo electrónico o el teléfono. Estos cuantos pasos pueden ayudarle a acumular más actividad física al final del día.
  • Si tiene un trabajo sedentario, tome un descanso cada hora para levantarse, moverse o estirarse.
  • Si su oficina tiene un gimnasio o está cerca de uno, ¡úselo! Facilítelo llevando ropa deportiva y una toalla adicional a la oficina.
  • De "descansos a la mente". ¿Necesita un minuto para pensar en algo? ¿Está tratando de redactar una carta o un correo electrónico? Tome un pequeño paseo a la cuadra o suba uno o dos pisos por las escaleras. El ejercicio ayuda a mejorar el flujo sanguíneo a su cerebro, lo cual puede ayudarle a pensar.
  • Dígale a su jefe y compañeros de trabajo lo que está haciendo. No debe simplemente desaparecer para ir a correr o a caminar mientras se encuentra en el trabajo. Probablemente apoyarán sus descansos de actividad física cuando vean que mejora su nivel de energía y productividad. ¡Incluso algunos de sus compañeros de trabajo podrían unírsele!