La endometriosis es una enfermedad dolorosa y crónica que se presenta cuando el tejido uterino (técnicamente, tejido endometrial) crece fuera del útero. Los fragmentos mal colocados de tejido se desarrollan y sangran en respuesta a las hormonas del ciclo menstrual. Esto a su vez provoca inflamación y daño en los tejidos cercanos. Los síntomas de la endometriosis incluyen fatiga, esterilidad y dolor pélvico cíclico que empeora al orinar, al defecar o con el acto sexual.

El tratamiento convencional podría involucrar medicamentos antiinflamatorios, terapias hormonales y cirugía. Desafortunadamente, a menudo tal tratamiento no es completamente satisfactorio.

Tratamientos Naturales Propuestos

Debido a las limitaciones del tratamiento convencional para la endometriosis, muchas mujeres con esta enfermedad optan por terapias alternativas. Sin embargo, no hay evidencia científica confiable que indique que algún tratamiento natural puede aliviar o curar la endometriosis.

La Medicina Tradicional Herbal China es uno de los enfoques alternativos más comúnmente usados para la endometriosis. La teoría médica china tiene su propia forma única de interpretar la enfermedad, usando conceptos como "estasis sanguínea" y "Qi obstruido". Emplea combinaciones herbales junto con acupuntura, con la esperanza de restablecer la salud normal. Las hierbas usadas comúnmente incluyen coridalis, cinidium, bupleurum, angélica china y perilla. Desafortunadamente no se ha llevado a cabo ningún ensayo doble ciego controlado por placebo de las hierbas chinas para la endometriosis. Actualmente está en proceso un ensayo que compara a la terapia herbal china con la terapia estándar.

La magnetoterapia ha sido propuesta para el tratamiento de muchas enfermedades de dolor crónico. Sin embargo, un estudio doble ciego controlado por placebo, de 14 mujeres con dolor pélvico crónico (debido a endometriosis o a otras causas), no encontró beneficio significativo con 2 semanas de tratamiento.1 Después de 4 semanas de tratamiento, un estudio más grande encontró cierta evidencia de beneficio, pero un alto índice de pérdida de información y otros problemas de diseño, comprometen la validez de los resultados.2

Los estudios en animales sugieren que el aceite de pescado, una fuente de ácidos grasos omega-3, podría ser útil para la endometriosis.3, 4 Sin embargo, no se han reportado ensayos en seres humanos.

Algunas veces, las hierbas occidentales como la bola de nieve, sauzgatillo, raíz de diente de león y el fresno espinoso, han sido sugeridas para el tratamiento de la endometriosis, pero no hay evidencia confiable de que sean útiles.

Finalmente, algunos médicos alternativos relacionan la endometriosis con la cándida crónica, alergias alimentarias o debilidad inmunológica, pero no hay evidencia científica válida que indique que los enfoques basados en estas supuestas relaciones proporcionen beneficio alguno.