La sinusitis es la inflamación de las cavidades sinusales. Los senos paranasales son espacios llenos de aire en el cráneo. No está claro para cuáles propósitos sirven (excepto, tal vez, ¡ayudar a los cantantes de ópera a proyectar el sonido!) Con frecuencia se ven afectados por alergias, y también son susceptibles a infección por virus y bacterias.

Generalmente la sinusitis alérgica está asociada con la rinitis alérgica (fiebre del heno). Para mayor información sobre tratamientos naturales y convencionales para esta condición, vea el artículo sobre rinitis alérgica. La sinusitis viral típicamente se asocia con el resfriado común. No tiene tratamiento específico, además de los descongestionantes.

La sinusitis bacteriana se puede desarrollar de manera independiente, o como resultado de una sinusitis viral o alérgica. La sinusitis bacterial aguda generalmente dura menos de tres semanas y se resuelve por sí misma; no está completamente claro que el tratamiento estándar (antibióticos y descongestionantes) en realidad acelere la recuperación.

La sinusitis crónica involucra infección continua de los senos paranasales durante meses o años. Con frecuencia el tratamiento es bastante difícil, y puede involucrar extensos tratamientos de antibióticos, antihistamínicos, descongestionantes y esteroides; en algunos casos, podría ser útil la cirugía.

Tratamientos Naturales Propuestos para la Sinusitis

Una combinación estandarizada de cuatro hierbas (onagra, raíz de genciana, baya del saúco, oxálida común y verbena) se ha sometido a algún estudio como tratamiento para la sinusitis. En dos estudios doble ciego controlados con placebo que inscribieron a un total de aproximadamente 300 hombres jóvenes, esta combinación estandarizada probó ser más efectiva que el placebo al resolver los síntomas sinusales.1 Después de dos semanas de tratamiento, aproximadamente 2/3 de los participantes que usaron la hierba describieron su infección como curada, mientras que sólo aproximadamente 1/3 de los que tomaron placebo se describieron a sí mismos como curados. Se tiene la hipótesis de que esta combinación herbal funciona al adelgazar las mucosas y tal vez también al aumentar la respuesta inmune a la infección.

Un extracto de aceite de eucalipto, cineola, también se cree que adelgaza la mucosa. Un estudio doble ciego, controlado con placebo en 152 personas encontró que podría ser útil para la sinusitis viral (que esencialmente es un "resfriado de cabeza").2 La dosis usada fue de dos cápsulas de 100 mg de cineola tomadas tres veces diariamente. Para el cuarto día, los síntomas eran significativamente menos en el grupo de tratamiento en comparación con el grupo de placebo; la diferencia fue aún más grande en el séptimo día. Otro estudio encontró beneficio usando una terapia de combinación que contiene cineola. Este producto, llamado monoterpenos de aceite esencial, contiene, además de cineola, d-limoneno de la fruta cítrica y alfa-pineno del pino. En un estudio doble ciego controlado con placebo en aproximadamente 300 personas, el uso de este producto mejoró considerablemente los síntomas de la sinusitis viral aguda en comparación con el placebo.3

La enzima bromelaína también se ha defendido para el tratamiento de la sinusitis. Sin embargo, el único apoyo para este uso proviene de unos cuantos estudios doble ciego de mala calidad realizados en la década de 1960.4-6 No es evidente por los reportes publicados del estudio si los participantes en estos estudios tenían sinusitis viral o bacteriana.

Generalmente se recomienda la irrigación de la nariz con solución salina, tanto por los practicantes de medicina convencional como alternativa. Sin embargo, no está claro si este método en realidad ayuda.

Para enfoques homeopáticos a problemas sinusales, vea la base de datos de homeopatía.