Fuentes

La inosina no es un nutriente esencial. Sin embargo, la levadura de cerveza y la carne de órganos, como el hígado y el riñón, contienen cantidades considerables. La inosina también está disponible en forma purificada.

Dosis Terapéuticas

Cuando es utilizada como complemento deportivo, la dosis común de inosina es de 5 a 6 g diarios (vea Temas de Seguridad).

Usos Terapéuticos

La inosina ha sido recomendada como un tratamiento para varios tipos de enfermedad cardíaca, desde arritmias hasta recuperación de ataques cardíacos.1 Sin embargo, la evidencia de que ofrezca algún beneficio al corazón sigue siendo demasiado preliminar como para confiar en ella en lo absoluto.

La inosina es mejor conocida como estimulante del rendimiento para los atletas, aunque la mayor parte de la evidencia sugiere que ésta no funciona para este propósito.2 - 6

La inosina también ha sido recomendada como un posible tratamiento para el síndrome de Tourette, un trastorno neurológico.7

Temas de Seguridad

Aunque no han sido reportados efectos secundarios con el uso de la inosina, el uso prolongado debería evitarse. Un estudio doble ciego cruzado muy preliminar que involucró a 7 participantes sugiere que altas dosis de inosina (de 5,000 a 10,000 mg por día durante 5 a 10 días) podrían incrementar el riesgo de problemas relacionados con el ácido úrico - como gota o cálculos renales.8

La seguridad del uso de inosina en niños pequeños, mujeres embarazadas o en lactancia, así como en aquellos con enfermedad renal o hepática grave aún no ha sido establecida.

Como con todos los complementos tomados en dosis multigramo, es importante adquirir un producto acreditable, debido a que un contaminante presente incluso en pequeños porcentajes podría llegar a ser un problema real.