Un azúcar natural presente en las ciruelas, fresas y frambuesas, el xylitol, es usado como un edulcorante en algunos chicles "sin azúcar" y dulces. El xylitol no sólo reemplaza azúcares que pueden llevar al deterioro de los dientes, también parece ayudar a prevenir la caries al inhibir el crecimiento de bacterias que provocan caries como el Streptococcus mutans.1 El xylitol también inhibe el crecimiento de una especie relacionada, Streptococcus pneumoniae, que es la causa de las infecciones del oído.2

Los chicles, la pasta dental y los caramelos que contienen niveles altos de xylitol empiezan a estar disponibles en los Estados Unidos.

¿Para Qué Se Usa el Xylitol Hoy en Día?

Muchos estudios, incluyendo varios bajo los auspicios de la World Health Organization, han evaluado con buenos resultados los chicles, pastas dentales y caramelos de xylitol para la prevención de caries dental.3 - 9 En todos estos estudios, los consumidores de xylitol desarrollaron menos caries que quienes recibieron placebo o que no recibieron tratamiento.

Se considera que el xylitol previene la caries al inhibir el crecimiento de la bacteria Streptococcus mutans.10 Dado que una bacteria relacionada, Streptococcus pneumoniae, puede provocar infecciones del oído, el xylitol ha sido investigado, con cierto éxito, como un tratamiento preventivo para las infecciones del oído medio.11 - 13

Además, la evidencia preliminar sugiere que el uso de xylitol podría proporcionar cierta protección contra la enfermedad periodontal (enfermedad de las encías).6

¿Cuál Es la Evidencia Científica para el Xylitol?

Estudios doble ciego controlados por placebo que matricularon a un total de casi 4,000 personas, en su mayoría niños, han encontrado que el chicle, caramelo o pasta dental de xylitol puede ayudar a prevenir la caries.14 - 19

Un estudio doble ciego controlado con placebo, de 1,677 niños, comparó una pasta dental estándar con flúor con una pasta dental similar que también contenía 10% de xylitol.21 Durante los 3 años del período de estudio, los niños que recibieron pasta dental enriquecida con xylitol desarrollaron, de manera significativa, menos caries que quienes estuvieron en el grupo sólo de flúor.

En otro ensayo, un estudio doble ciego de 40 meses con 1,277 niños, los investigadores estudiaron los productos de chicle que contenían varias concentraciones de xylitol y/o sorbitol.20 Los participantes se dividieron en nueve grupos: Chicle de xylitol en cuatro diferentes concentraciones, dos formas de chicle de xylitol/sorbitol, sólo chicle con sorbitol, chicle con sacarosa (azúcar ordinaria) o sin chicle.

El chicle con la concentración más alta de xylitol demostró ser el más efectivo para reducir las caries. Sin embargo, los niños en cada uno de los grupos de chicle con xylitol y/o sorbitol mostraron reducciones significativas en las caries al compararlos con los grupos de chicle con azúcar o sin chicle.

Otra serie de estudios sugiere que los niños adquieren las bacterias que causan las caries a través de sus madres; el uso regular de xylitol por la madre de un recién nacido también podría proporcionar cierta protección al niño.26-28

Un ensayo grande, doble ciego controlado con placebo, de 857 niños, investigó qué tanto el xylitol (en goma de mascar, jarabe y pastillas) podía prevenir las Infecciones del oído.24 El chicle fue el más efectivo, reduciendo el riesgo de desarrollo de infecciones del oído en un completo 40%. El jarabe de xylitol también fue efectivo, pero un poco menos. Las pastillas no fueron efectivas; los investigadores especularon que los niños se cansaban de chupar los caramelos grandes y no obtuvieron la dosis adecuada de xylitol. (Además, los niños pudieron distinguir el sabor entre las pastillas de xylitol y las de placebo, haciendo que esa parte del estudio fuera ciego sencillo. )

De manera similar, se observaron resultados positivos en un estudio doble ciego previo, de los mismos investigadores, que evaluaron a casi 300 niños.25

Sin embargo, estos estudios fueron de corta duración y no midieron el efecto a largo plazo del xylitol en niños pequeños e infantes, que son quienes están en mayor riesgo de contraer infecciones del oído.

Dosis

En los estudios descritos arriba, las dosis para la prevención de caries variaron desde 4.3 hasta 10 g por día. Las dosis fueron divididas durante todo el día, normalmente después de los alimentos. Para las infecciones del oído, los niños a quienes les dieron chicle edulcorado con xylitol, recibieron 8.4 g de xylitol diariamente, también en dosis divididas. Quienes tomaron jarabe, recibieron 10 g diarios.

Cuestiones de Seguridad

Se cree que el xylitol es seguro, pero las dosis mayores a 30 g al día pueden provocar malestar estomacal y posiblemente diarrea. En estudios, los niños que tomaron jarabe de xylitol tuvieron tendencia a tener más de dichos efectos secundarios que quienes usaron otras formas de xylitol, posiblemente debido a que llega al estómago en una dosis más concentrada.